Este artículo tiene 89 vistas

Imprimir

Publicado en:

Vacuna contra la gripe en EE.UU. sólo tiene 25 por ciento de efectividad: CDC

La mutación del virus ha provocado que se vuelva resistente ante la vacuna actual empleada por los sistemas de salud en varios países.

injecting injection vaccine vaccination medicine flu man doctor insulin health drug influenza concept - stock image
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Actualmente se vive una fuerte crisis de salud provocada por la gripe en gran parte del mundo, pues dicha enfermedad ha provocado que naciones europeas como España, Francia y Reino Unido se hayan visto severamente afectadas. Mientras tanto, en el continente americano uno de los países más dañados ha sido Estados Unidos, en parte por el frío invernal extremo que se ha presentado, pero también por la mutación que ha presentado el virus, lo que ha causado que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades estadounidenses (CDC) afirme que las vacunas actuales sólo cuentan con un 25 por ciento de efectividad.

Pese a los resultados observados de la poca eficacia de las vacunas, el CDC reafirmó su posición de incentivar a la población en general para que acudan a su centro de salud más cercano a vacunarse y advirtieron sobre la urgencia de implementar nuevas medidas ante la magnitud del problema.

Al respecto, el Dr. Daniel Jernigan, director de la división de influenza del CDC, enfatizó la importancia de vacunarse pese a la poca eficacia que actualmente presenta la vacuna contra la gripe.

El problema en el país es muy grave y tenemos contemplado que todavía se extenderá durante varias semanas, por lo que es necesario que la población se aplique la vacuna contra la gripe, en especial los niños porque son los que están más expuestos a la enfermedad.

Esto resulta muy importante porque tan sólo durante la actual temporada invernal se han reportado 63 fallecimientos de niños por gripe en Estados Unidos.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha mostrado su preocupación por el incremento en la incidencia de enfermedades respiratorias que se ha presentado, las cuales actualmente son la tercera causa de muerte a escala global y provocan 3.19 millones de fallecimientos anualmente.