Este artículo tiene 382 vistas

Imprimir

Publicado en:

Utilizan a médicos para rastrear a inmigrantes ilegales en el Reino Unido

El gobierno del Reino Unido se ha valido de la labor de los profesionales médicos para rastrear a los inmigrantes ilegales que llegaron al país europeo.

profession, people, healthcare, reanimation and medicine concept - medics or doctors carrying unconscious woman patient on hospital gurney to emergency room

El gobierno del Reino Unido posee muchas cosas envidiables en materia de salud y asistencia médica. Trabajo que va desde el desarrollo de nuevos programas para la formación profesional de los médicos hasta la documentación del primer caso de “super gonorrea” resistente a antobióticos en todo el planeta.

Un sistema de salud excelso en muchos niveles cuyas medallas y reconocimiento se deben en su mayoría al desempeño de los profesionales de la salud, quienes laboran, como en el caso de México, con las herramientas que el estado les provee para su desarrollo. Pero, ¿qué sucede cuando se utiliza su expertise para otros fines?

¿Una traición a la relación médico-paciente?

Con esto en mente y a la luz de la información publicada por la cadena de noticias del periódico El Diario, el gobierno del Reino Unido habría emprendido una labor reprobable en términos de confianza en la relación médico-paciente, pues ha establecido un mecanismo de control migratorio en el país europeo a través de los profesionales de la salud.

Según se documenta, el gobierno del Reino Unido ha recurrido a los médicos para solicitar información personal sobre sus pacientes. Esto con la intención de identificar a aquellos que se encuentran en condición de refugiados, inmigrantes ilegales y/o personas “que no deberían estar en el país inglés”, sin importar la ética profesional o la mala salud del paciente.

En este sentido, muchas organizaciones médicas y colegiales han rechazado las medidas del gobierno inglés para violentar no sólo la integridad física y mental de sus pacientes, sino, además, la calidad moral y el sentido que tiene la profesión médica desde su formación y sus principios.

Para rastrear a refugiados en Gran Bretaña que pueden haber violado las leyes de inmigración, el gobierno está recurriendo a una nueva y polémica fuente de información: los médicos. Los médicos que trabajan con refugiados y solicitantes de asilo han descrito la medida como una violación importante de su ética profesional. Alegan que no le corresponde a los médicos hacer cumplir las normas de inmigración.

Varias de las principales organizaciones médicas de Gran Bretaña, como el Royal College of General Practitioners, Public Health England y General Medical Council, han rechazado el acuerdo de intercambio de datos, afirmando que podría empeorar la salud de las personas vulnerables y hacer que los brotes de enfermedades pasen a la clandestinidad, perjudicando la atención de la salud para todos.

La polémica de los refugiados

Tal y como lo ha documentado Saludiario en una serie muy amplia de publicaciones, el tema de los refugiados en el viejo continente se ha consolidado como uno de los principales problemas a resolver entre los profesionales de la salud y los gobiernos, ya que los médicos se han concentrado en la atención de este grupo en condición de vulnerabilidad sin mediar distinción por condición económica, etnia, raza y/o nacionalidad.

Imagen: Bigstock

Escrito por https://saludiario.com/author/alejandro/

Lic. en Ciencias Políticas y Administración Pública (FCPyS-UNAM).
Especialista en la Defensoría de los Derechos Humanos (FES-A, UNAM).

Estudiante de la Licenciatura en Derecho (UnADM).

3065 posts