Este artículo tiene 701 vistas

Imprimir

Publicado en:

Transparencia y comunicación, entre los retos para mejorar la experiencia del paciente

Comunicar las buenas prácticas, trasparencia y falta de recursos son sólo algunos de los retos que impiden la mejora en la experiencia del paciente.

Marketing Farmaceutico

Si bien mejorar la experiencia del paciente es (o debería de ser) una de las principales preocupaciones de la gran mayoría de los médicos, hospitales y sistemas de salud alrededor del mundo, lograr que ésta sea una prioridad es un objetivo enfrenta una gran cantidad de retos a diferentes niveles.

Como parte del foro Mejorando la Experiencia del Paciente, celebrado en la Ciudad de México, médicos y directivos de diferentes instituciones hospitalarias de Latinoamérica, España y Estados Unidos discutieron algunos de los retos a los que se enfrentan actualmente los sistemas de salud para mejorar la experiencia del paciente dentro de las mismas.

Comunicar las buenas prácticas como si fueran casos clínicos

Para Tomás García Ferreiro, socio fundador de FBA Consulting España, uno de los grandes retos a los que se enfrenta las instituciones médicas alrededor del mundo para mejorar la experiencia del paciente, tiene que ver con la forma en que se comunican las buenas prácticas médicas, pues incluso dentro de un mismo grupo hospitalario existe equipos de trabajo que laboran de buena manera, pero estas prácticas no logran transmitirse a nivel institucional y terminan por perderse, situación que se extrapola cuando se habla de un establecimiento de buenas prácticas a nivel estatal o nacional.

Pero el directivo español va más allá y propone como solución que los médicos comiencen a compartir sus buenas prácticas médicas del mismo modo en que se disponen a compartir los casos clínicos con los que se encuentran día a día.

Al respecto, el Dr. Mustaqeem Siddiqui, director médico de experiencia del paciente y práctica ambulatoria para la Clínica Mayo, considera que identificar las mejores prácticas médicas en un país es sumamente complicado dado el elevado número de instituciones médicas que existen, además de considerar que las prácticas que aplican para una institución no necesariamente pueden aplicar para el resto.

El hecho de que una política funcione, no quiere decir que ésta pueda ser aplicada en algún otro lugar; sin embargo, lo que sí podemos hacer es comunicar este tipo de prácticas para que cada unidad médica decida si es la forma en la que desean proceder.

El miedo a la transparencia

Otro de los grandes retos que enfrentarán en los próximos años los servicios de salud, tanto en México como el mundo, tiene que ver con la trasparencia de la información, reto que de acuerdo con el Dr. Antonio Capone Neto, gerente médico de seguridad en salud y fellow para el Hospital Israelita Albert Einstein de Brasil, suele asustar a los médicos y las instituciones hospitalarias, pues los presenta como vulnerables y propensos a los errores.

La trasparencia es muy poderosa y provoca miedo. Miedo a lo que van a decir del hospital, del profesional de la salud, etcétera. Todos estos miedos son humanos, pero la verdad es que la trasparencia es un derecho del paciente y todo paciente debe saber lo qué sucede con su salud. Entonces es necesario transformar al error en algo que pueda ser visible. Todavía tenemos miedo de lo que nuestro competidor va a hacer con la información que demos a conocer.

Sobre el reto de la trasparencia, José Alarcón Irigoyen, PwC dean partner & strategic advisor, considera que en México éste reto es aún más complicado, pues falta la voluntad política para compartir la información, además de que también existe el problema de la confiabilidad de las fuentes de las cuales procede esta información. Además que antes de ser transparente deben establecerse claramente los indicadores sobres los cuales se será transparente.

Por su parte, el Dr. Siddiqui señala, a manera de broma, que, “la transparencia es una gran idea, hasta que llega tu turno de ser transparente”.

La imposibilidad de contar con los recursos suficientes

Finalmente el directivo de PwC advierte sobre el reto que implica contar con los recursos económicos suficientes.

Si bien podemos partir de una visión en común y tener una visión a largo plazo, debemos estar conscientes de que los recursos son escasos y no se pueden atender todos los problemas aun cuando exista la voluntad política para hacerlo así.

Indudablemente mejorar la experiencia del paciente es y seguirá siendo dentro de los próximos años una de los grandes tendencias dentro de la industria de la salud, y si bien los parámetros respecto a ésta continuarán cambiando, lo importante será conocer cuáles son los retos a vencer y el camino a seguir.