Este artículo tiene 1.285 vistas

Imprimir

Publicado en:

Tener VPH de alto riesgo podría aumentar probabilidad de supervivencia en casos de cáncer cérvicouterino

Un estudio identificó que las mujeres con muestras de VPH en tumores de cáncer cérvicouterino tenían mejores posibilidades de sobrevivir a la enfermedad

El Virus del Papiloma Humano (VPH) tiene cientos de variantes. Mientras que las más benignas únicamente provocan síntomas menores, los de más alto riesgo pueden provocar en las mujeres la aparición del cáncer cérvicouterino. Sin embargo, un estudio ha revelado que ambas enfermedades podrían tener una relación todavía más estrecha que esta.

De acuerdo a una investigación publicada por la revista PLOS Medicine, el diagnóstico de VPH de alto riesgo aparentemente mejora el pronóstico de las mujeres que padecen de cáncer cérvicouterino invasivo. El estudio, realizado por expertos del Karolinska Institutet de Suecia, se basó en la información de cuatro mil 254 mujeres diagnosticadas con tumores entre 2002 y 2011, dos mil 845 de ellas también infectadas con el virus.

Un análisis estadístico de las participantes concluyó que, a cinco años del diagnóstico de cáncer, el 74 por ciento de las mujeres infectadas con VPH de alto riesgo habían sobrevivido a su enfermedad. Por el contrario, las pacientes sin el virus sólo tuvieron una tasa de supervivencia del 54 por ciento. Al mismo tiempo, los investigadores notaron diferencias clave entre ambos grupos.

Quienes tenían rastros de VPH de alto riesgo en sus tumores tendían a ser detectadas mediante sistemas de prevención, eran más jóvenes y de un estatus socioeconómico mayor. Además, el cáncer cérvicouterino de estas participantes era diagnosticado (y tratado) en una etapa clínica mucho más temprana que las mujeres del grupo sin el virus.

Sin embargo, cuando se analizaron casos con edad, nivel económico, etapa de diagnóstico y tipo de tumor similares, el pronóstico fue aún así mejor para las mujeres con VPH de alto riesgo. Pär Sparen, coautor del estudio y profesor del Departamento de Epidemiología Médica y Bioestadística del Instituto, apunto que esto puede servir para facilitar futuros diagnósticos.

La presencia del VPH de alto riesgo en el tejido tumoral invasivo es, [de acuerdo a nuestro estudio], un gran biomarcador de pronóstico de fácil acceso para predecir el resultado de un cáncer cérvicouterino maligno; por lo que podría ser un útil complemento  para las herramientas de estimación que ya utilizamos actualmente.

Sin embargo, los investigadores admitieron desconocer por qué la falta de VPH de alto riesgo reduce tan significativamente la prognosis de las pacientes. Apuntaron que este fenómeno debe investigarse puntualmente para descubrir el mecanismo biológico de fondo.