Salí de la Residencia, ¿Qué sigue?

0
42

Para los médicos salir de la especialidad es un logro y un gran honor después de una gran trayectoria de estudio y trabajo.

Dentro de las diferentes opciones disponibles después de la especialidad suelen presentarse oportunidades para trabajar en instituciones públicas o privadas con sus ventajas y desventajas sobre cada una.
Así mismo, existe una tercera opción sobre la que cada vez más médicos están decidiendo optar, que es el emprendimiento.

Desde el momento en que el médico recién egresado decide establecer de manera independiente su consultorio, ya está emprendiendo su propia empresa, llamada marca personal.

Décadas atrás podría decirse que era difícil que un médico emprendiera por sí solo un proyecto empresarial, sin embargo, hoy en día se ha vuelto una fuerte tendencia que satisface las necesidades del mercado.
El tipo de emprendimiento que ellos ejercen, tratándose de marca personal, es distinto al emprendimiento empresarial que solemos leer en libros y revistas

Mientras que el emprendimiento tradicional se basa en un plan de negocios para vender un producto o servicio determinado agregándole un valor específico para el mercado meta, (Por ejemplo, más barato, más nutritivo, más rápido etc); el emprendimiento de una marca personal, se establece en un plan de negocios donde, en este caso, el médico se vuelve la necesidad que va a solucionar un problema (enfermedad), y el valor agregado será la trayectoria personal del médico y su reputación ante el mercado.

Si un médico recién egresado de la especialidad quiere emprender su propia marca personal debe establecerla contestando a las siguientes preguntas (tomando el ejemplo de un ginecólogo)

  • ¿Quién será mi cliente?
  • ¿Qué diferencia ofreceré respecto a otros ginecólogos?
  • ¿Cómo será mi personalidad de venta? (como te vas a mostrar en redes sociales. Por ejemplo: serio, deportista, amante de la cocina, lector, etc.)
  • ¿A qué sector del mercado quiero enfocarme? (Por ejemplo; Adolescentes jóvenes con dudas respecto a educación sexual, mamás primerizas o mujeres adultas)
  • ¿Dónde está mi mercado? (Donde voy a anunciarme para que me van quienes quiero que me vean)

Una vez que se hayan respondido a las preguntas anteriores, el siguiente paso es comenzar a plasmar dicha marca (empresa incubada) en imagen a través de diseño, marketing y comunicación.

Finalmente, para que dicha empresa rinda frutos, es necesaria la perseverancia, esfuerzo constante y tiempo.
Como cualquier otra empresa, la tendencia es comenzar a ganar posicionamiento y ganancias por encima del punto de equilibro después del año del lanzamiento de la marca.