Este artículo tiene 1.202 vistas

Imprimir

Publicado en:

¿Pueden las nuevas tecnologías disminuir el costo de acceso a la salud?

Aunque la Ley de Moore propone que la tecnología debería ser cada vez más barata, esto no sucede con frecuencia en el rubro de la salud.

Marketing Farmaceutico

La teoría más divulgada y conocida en tecnología es quizá la Ley de Moore.  En términos prácticos, esta ley propone que las computadoras, al duplicar su “potencia” cada año y medio, hacen que lo imposible –en términos tecnológicos– sea alcanzable y lo alcanzable sea cada vez más barato.

Si alguna vez se han preguntado por qué la tecnología avanza tan rápido, la Ley de Moore es la respuesta.

La citada ley se encuentra estrechamentos relacionada con la salud, no únicamente en términos tecnológicos, sino hasta biológicos.  Un ejemplo claro es el proyecto del genoma humano, el cual en su comienzo costó 3 mil millones de dólares, 10 años después 3 millones de dólares, después unos 3 mil dólares y hoy unos 300 dólares. Es evidente, entonces, que  la Ley de Moore impacta en los costo de acceso a la salud, ¿cierto?

GRAFICA

GRAFICA2

… Falso

La Ley de Moore al asociarse al costo de acceso a la salud no se cumple. Aún cuando el principio debería ser el mismo, esta ley termina por romperse y convertirse en la llamada Ley Erooms, la cual establece todo lo contrario y menciona que el costo de desarrollo de un nuevo medicamento se duplica cada 9 años.

GRAFICA DOLAR

Pero, ¿por qué la salud es más cara cada vez?

Uno de los factores que pueden encarecer el acceso a la salud es que es imposible saber cuándo la vas a necesitar, –es el motivo de la existencia de seguros de gastos médicos– y esa incertidumbre complica económicamente el tema. Según el país, hay solo dos formas de ofrecer salud pública: mediante seguro o mediante impuestos.

Otra razón es que la salud se conviritó en un negocio. Con todos los pros y contras que esto conlleva, y como todo negocio millonario hay depredadores voraces que están ahí por el dinero, conglomerados que buscan el status quo,  soñadores e innovadores que ponen un balance en la ecuación y empresas que perciben las ganancias como un resultado de su esfuerzo –el cual muchas veces está relacionado con reducir los costos de salud– y no al revés.

¿Cómo la tecnología de software puede contribuir?

Específicamente pienso que la industria del software de salud tiene un rol importante. Las empresas involucradas en software para  –hospitales, médicos, aseguradoras de salud y pacientes– se beneficien de la Ley de Moore.

Si las empresas de software logran trasladar los beneficios de la Ley de Moore directamente a la salud, creando software más democrático y accesible puede ser un grano de arena para que los gobiernos e instituciones de salud privadas no trasladen esos costos al paciente.

José Miguel Sainz ([email protected]) es Head of Marketing de Ecaresoft y miembro del equipo fundador de Nimbo