Olga Sánchez Cordero, en noviembre pasado, presentó una iniciativa ante el Congreso de la Unión. La entonces senadora sugirió en su proyecto reformar la Ley General de Salud. Esto, con el objetivo de regular la reproducción asistida en el país. Su objetivo era limitar ciertas prácticas, como modificaciones genéticas. Según la legisladora, siempre protegiendo los derechos humanos.

Una organización académica se opone a esta iniciativa. En un comunicado, el think tank mexicano Early Institute denunció la propuesta de la ahora secretaria federal. Señala que el proyecto es un atropello directo a los derechos de los niños. Además, acusa que el propósito de la reforma sería comercializar con la niñez. Es decir, convertir a los infantes en objeto de venta y satisfacción.

La guerra del Early Institute contra la reproducción asistida

De acuerdo con el mismo Early Institute, son un think tank académico. Los profesionales mexicanos afiliados a la organización se dedican a diseñar y analizar propuestas. Esto, con el objetivo expreso de “proteger a la niñez y a la familia”. En este contexto, señalan que la regulación de la reproducción asistida es un atropello a sus valores. Afirman que la propuesta de Sánchez Cordero puede “abrir las puertas a violaciones a los derechos de los niños”.

Adalia Contreras, una colaboradora de la organización, apunta que estas prácticas vulnera a los niños. En particular, señala que “legitima la venta [de infantes] y los cosifica como productos comerciales”. Por su parte, Marcelo Barteloni, director de Asuntos Públicos del instituto, comparó la reproducción asistida a otros delitos graves que afectan a los menores de edad.

Nos preocupa mucho que el proyecto en discusión no tenga un enfoque centrado en la niñez. Que sirva para dar luz verde en todo el país a la llamada gestación subrogada […] La Convención de los Derechos del Niño [hace referencia] a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía. [En estos informes se hace] énfasis en la necesidad de procurar el derecho a la identidad, la no cosificación. Evitar que se legitime la venta o trata de niñas y niños.

La institución no solo pide que la propuesta sobre reproducción asistida sea desechada. También llama a la Suprema Corte de Justicia a pronunciarse en contra de la gestación subrogada. Igualmente, solicita al nuevo gobierno prohibir la práctica en México. Olga Sánchez Cordero no se ha pronunciado al respecto de la denuncia.

Taboola