Este artículo tiene 146 vistas

Imprimir

Publicado en:

Por cuestiones biológicas, algunas personas no deberían madrugar nunca

Tener conocimiento de nuestro cronotipo y ajustarlo al ritmo circadiano natural, ayudaría a mejorar el ritmo de trabajo de las personas

young beautiful brunette woman waking up switching off the alarm-clock and yawning in the morning
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Existen personas con una gran facilidad para levantarse muy temprano de la cama. Pero hay otras que necesitan un esfuerzo increíble para salir de la cama con la salida del sol. Incluso otras personas se concentran y trabajan mejor por la noche.

¿A qué se debe esto? De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Biología Molecular y Biofísica de la Academia Rusa de Ciencias, publicado en la revista Personality and Individual Differences, existen personas que pueden permanecer todo el día con un bajo nivel de energía (aletargados) y otras con la capacidad de seguir activos todo el día a pesar de no haber dormido bien e independientemente de la hora en que se hayan levantado (enérgicos).

Los investigadores explicaron que para las personas aletargadas, madrugar puede ser una mala decisión, “teniendo en cuenta que su energía va acrecentándose al pasar el día con una interesante productividad por la tarde-noche; de esta forma, despertarse con las primeras luces del sol únicamente puede ocasionar a que el tiempo invertido no sea del todo eficaz. Esto podría deberse a que el ritmo circadiano de los aletargados no está bien coordinado con el ciclo natural de luz y oscuridad”.

Por su parte, las personas enérgicas poseen su mayor pico de actividad al medio día, cuando es más intensa la luz del sol. “Las personas aletargadas tienen más energía en la noche, al no estar sincronizadas con este ciclo de luz.

Otra investigación realizada por el Centro Nacional de Neurología y Psiquiatría de Tokio, Japón, descubrió la respuesta a este enigma en la genética. El gen PER-3, uno del os genes de nuestro reloj biológico, es una pieza fundamental que marca la propensión a despertar temprano y determina el nivel de energía a lo largo del día.

“Tener conocimiento de nuestro cronotipo y ajustarlo al ritmo circadiano natural, ayudaría a mejorar el ritmo de trabajo de las personas y a mantener un óptimo estado de ánimo y de salud”, dijeron los expertos.