Este artículo tiene 1.719 vistas

Imprimir

Publicado en:

Piden diputados que cesáreas se realicen sólo mediante un estudio médico íntegro

Un estudio realizado por la OCDE señala que en México se realizan 45 cesáreas por cada 100 nacimientos, cifra considerada como preocupante.

Marketing Farmaceutico

México ocupa el primer lugar en la realización de cesáreas injustificadas entre los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Ante tal situación, diputados ya analizan una iniciativa con la cual esta práctica sólo se realizaría a través de una resolución médica exhaustiva.

Tal fue el señalamiento del diputado Germán Ernesto Ralis Cumplido, del partido Movimiento Ciudadano, quien destacó que el objetivo de la citada iniciativa es reducir la práctica innecesaria y evitar los factores de riesgo perinatal.

De acuerdo con el estudio realizado por la OCDE, en México se realizan 45 cesáreas por cada 100 nacimientos, y de éstas, 2 de cada 3 cesáreas son absolutamente innecesarias, una cifra que consideró preocupante, pues diversos estudios han comprobado que cuando la tasa de este procedimiento se encuentra por debajo del 10 por ciento, la mortalidad materna y neonatal se reducen considerablemente.

El legislador Ralis Cumplido detalló que la iniciativa reformaría los artículos 64 y 67 de la Ley General de Salud.

La realización desmedida de esta práctica causa riesgos inherentes, quirúrgicos y anestésicos, por lo que se ha convertido en un verdadero problema para el Sector Nacional de Salud, tanto en el sector público como en el privado. Por tal motivo, la Federación y las asociaciones mexicanas de Ginecología y Obstetricia se encuentran trabajando en estrategias para reducir el número de cesáreas que se llevan a cabo en México.

En el sector público, un estudio realizado por la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, señaló que México podría ahorrarse hasta 12 mil millones de pesos de 2011 a 2015 si se sustituyeron las cesáreas excedentes por partos. Sin embargo, para el sector privado, esta práctica representa una ganancia de más del 50 por ciento que un parto normal, según la Procuraduría Federal del Consumidor.