Para muchos profesionales de la salud, las fiestas decembrinas no son de descanso. Sin embargo, hay algunos pocos afortunados que pudieron tomarse algunos días. Si eres parte de este grupo, es muy probable que hayas dejado un par de pendientes. Si los juntas con los que se han sumado en las fiestas, de seguro tienes una enorme montaña de trabajo atrasado. En lugar de dejarte dominar por el estrés, puedes seguir estas estrategias para  reducir la tensión:

1Cambia la percepción que tienes del estrés

La tranquilidad y el equilibrio son cosas buenas que deberías perseguir en tu vida. Pero también son pésimas fuerzas para fomentar el trabajo duro y el cambio. Cuando sientes tensión, significa que te preocupa profundamente la fuente del problema. En este caso, tu negocio médico y el bienestar de tus pacientes. Utiliza esta energía para enfocar tus esfuerzos y lograr buenos resultados.

2Haz una lista de pendientes

El estrés frecuentemente no es causado por la cantidad de tareas. A veces, simplemente es porque no se tiene un plan para abordarlas. En este sentido, anotar qué cosas deben hacerse y para cuando puede dar una claridad calmante. Además, completar pequeños objetivos puede mejorar tu ánimo y motivación. Incluso proyectos largos puedes dividirlos en metas más chicas.

3Piensa en el beneficio de cada pendiente

Tómate unos minutos para pensar. ¿Cómo puedes mejorar como profesional de la salud al resolver tus tareas? ¿Cuál es la aportación de tus objetivos a la salud general de tus pacientes, tu comunidad, el país? ¿Qué beneficios puede sacar tu negocio médico o área de alcanzar las metas? Darte cuenta del impacto que tienen tus actividades en el entorno puede reducir tu estrés.

4Medita

Esta actividad no solo permite reducir tus estrés. Además puede tener otros efectos benéficos en tu ritmo de trabajo. Por ejemplo, permite que la creatividad se active cuando no encuentras la respuesta de algún problema. También puede potenciar tu productividad, lo que a su vez permite que completes pendientes más rápido. Puedes tener pequeñas sesiones cada mañana.

5Haz ejercicio

Para muchos profesionales de la salud, tal vez no sea una opción. Es especial, por la falta de tiempo libre. Sin embargo, puedes apartar un espacio en tu montaña de pendientes. No solo te ayudará a reducir tus niveles de estrés. También podrás mejorar tu condición física y hasta dormir mejor en las noches. Solo procura encontrar la actividad que sea más adecuada a tu estilo.