Este artículo tiene 2.009 vistas

Imprimir

Publicado en:

Conoce la nueva guía internacional para el tratamiento de sepsis y shock séptico

Ambos problemas de salud afectan a millones de personas cada año, ocasionando muertes en una de cada cuatro personas a nivel mundial.

Sepsis, bacteria in blood. 3D illustration showing rod-shaped bacteria in blood with red blood cells and leukocytes
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

La revista JAMA publicó la más reciente guía sobre el manejo de sepsis y shock séptico del Surviving Sepsis Campaign. Ambos problemas de salud afectan a millones de personas cada año, ocasionando muertes en una de cada cuatro personas a nivel mundial.

A igual que otras enfermedades como el accidente cerebrovascular o el infarto agudo de miocardio, la identificación y el manejo tempranos en las primeras horas posteriores a la aparición de la sepsis, puede mejorar el pronóstico considerablemente.

De esta forma, el año pasado se publicó la tercera definición de sepsis y shock séptico. De acuerdo con este consenso, sepsis se define ahora como una disfunción que amenaza la vida, causada por una desregulación de la respuesta del individuo a la infección. Shock séptico es una parte de sepsis donde existe disfunción celular/metabólica y circulatoria asociada con un alto riesgo de mortalidad.

La nueva guía fue desarrollada por un comité de 55 expertos internacionales pertenecientes a 25 organizaciones. Los especialistas basaron sus conclusiones en una extensa revisión de la literatura disponible sobre cinco áreas:

  • Hemodinámica
  • Infección
  • Terapia adyuvante
  • Metabolismo
  • Ventilación

Así pues, estas son algunas de las recomendaciones más importantes del consenso:

  • Resucitación inicial
  • Cribado de la sepsis y mejoramiento del rendimiento
  • Diagnóstico
  • Terapia antimicrobiana
  • Control del origen de la infección
  • Terapia de fluidos
  • Medicamentos vasoactivos
  • Corticosteroides
  • Immunoglobulinas
  • Purificación sanguínea
  • Anticoagulantes
  • Ventilación mecánica
  • Sedación y analgesia
  • Control de la glucosa, entre otros aspectos.

Finalmente la guía en esta versión hace algunas recomendaciones especificas sobre el uso de ventilación mecánica como son usar volumen tidal de 6 mL/kg, presiones platau de no más de 30 cm H20 en pacientes con síndrome de distrés respiratorio del adulto, uso de posición prona sobre supina en pacientes con ARDS y radio PaO2/Fi2 <150, y recomendación en contra del uso de ventilación oscilatoria de alta frecuencia.

Puedes consultar la guía completa en el siguiente enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *