Este artículo tiene 256 vistas

Imprimir

Publicado en:

No permitas que la tecnología se interponga entre tú y tus pacientes

La tecnología brinda tanto aspectos positivos como negativos dentro de la relación médico-paciente, pero siempre debes de emplearla a tu favor.

Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Dentro de tu práctica diaria es bastante probable que debas atender a pacientes de diversas edades, lo cual es totalmente normal, pero durante los últimos años se ha observado una fenómeno en el que los pacientes más jóvenes, gracias a su contacto constante con la tecnología, suelen estar más informados que las personas de generaciones anteriores, lo cual presenta tanto ventajas como puntos negativos que pueden interferir en tu atención.

En primera instancia, la mayor desventaja de la tecnología en la actualidad es que ha fomentado un incremento en pacientes que prefieren el autodiagnóstico o que basan todo su conocimiento en lo que leen en internet, lo que representa un riesgo, pues cada vez son más los sitios que fomentan las noticias falsas sobre salud.

Por tal motivo es importante que siempre hables con tus pacientes sobre los riesgos que conlleva el internet, entre ellos la autoprescripción, la cual suele provocar recuperaciones parciales.

A su vez, tú puedes emplear aspectos de la tecnología a tu favor, como el hecho de complementar o darle seguimiento a tus consultas por medio de internet, lo cual suele ser una opción que permite un ahorro de tiempo en los pacientes, además de que puedes utilizar herramientas como las redes sociales para dar a conocer tu consultorio, lo que al final te permitirá llegar a un número mayor de personas por medio de una inversión económica menor que si lo intentaras por las formas tradicionales de comunicación.