Este artículo tiene 381 vistas

Imprimir

Publicado en:

8 señales de cáncer en los varones que suelen pasar desapercibidas por tus pacientes

Hay numerosas señales de cáncer en los varones que pasan inadvertidas, pues pueden confundirse con otras afecciones menos graves.

protata
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Como te hemos contado con anterioridad, el cáncer se ha convertido en la principal causa de muerte a nivel mundial. Tan sólo en 2015 en México provocó 8.8 millones de defunciones, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Encontrar la enfermedad en sus etapas iniciales a menudo permite la posibilidad de contar con más opciones de tratamientos y aumentar las probabilidades de supervivencia. Sin embargo, aunque existen numerosas señales, en muchas ocasiones pasan desapercibidas por los pacientes e incluso por los médicos mismos por parecer un tanto ‘insignificantes‘.

Dificultad para orinar

  • La dificultad en la micción suele confundirse con prostatitis o hiperplasia benigna de próstata. De acuerdo con Moshe Shike, gastroenterólogo en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center en la ciudad de Nueva York, no hay señales notables de cáncer de próstata hasta las etapas agresivas. Por esta razón si tu paciente está sufriendo alguno de estos síntomas es recomendable transferirlo a un especialista.

Cambios en la piel

  • De acuerdo con un estudio realizado por el National Sun Protection Advisory Council, los hombres pasan más tiempo bajo el sol que las mujeres y son los que menos utilizan protector solar. Si tu paciente te comenta que a últimas fechas le han salido muchas pecas, lunares o una mancha oscura, podría ser melanoma, el cáncer más letal de piel.

Llagas en la boca

  • Como sabes en la actualidad no es extraño que alguno de tus pacientes presente herpes labial o aftas en la boca, aparentemente nada de lo que preocuparse. Sin embargo, si notas van varias consultas y las llagas de tu paciente no cicatrizan, el dolor se vuelve más fuerte o se forman bultos blancos o rojos en las encías o la lengua, podrían ser signos de cáncer bucal. Si fuma o mastica tabaco, hay más riesgo de desarrollarlo.

Tos crónica

  • Una tos que dura tres semanas o más, muchos médicos podrían confundirla con un simple resfriado o alguna alergia; sin embargo, también puede ser un síntoma temprano de cáncer de pulmón. Recuerda que la leucemia también puede provocar síntomas similares a los de una bronquitis. Por esta razón, si te comenta que la tos persiste y en ocasiones arroja sangre, es urgente que lo transfieras con un especialista.

Sangre en las heces

  • Aunque en muchas ocasiones podría tratarse de hemorroides o de algo benigno, también podría ser un síntoma de cáncer de colon. Este tema en ocasiones suele ser evadido por los pacientes por pena, por eso es necesario que tu les preguntes directamente sobre algún síntoma diferente que hayan notado.

Dolores de estómago o náuseas

  • Sufrir problemas de estómago en la actualidad no es extraño por el estilo de vida y la mala alimentación. La mayoría de las veces, esto puede deberse a una gastritis o alguna infección. Sin embargo, si persiste es necesaria una revisión a fondo. Ya que aunque sólo podría ser una úlcera, también puede ser señal de leucemia, cáncer esofágico, hepático, pancreático o colorrectal.

Enfermedades

  • Si tienes un paciente que con frecuencia se enferma o tiene fiebre, podría ser una señal temprana de leucemia. Este cáncer sanguíneo provoca que el cuerpo produzca glóbulos blancos anormales, lo que debilita las capacidades del organismo de luchar contra las infecciones del cuerpo.

Pérdida de peso inexplicable

  • Aunque perder peso en la mayoría de los hombres es algo bueno, si tu paciente empieza a perder el apetito y por ende kilos, podría ser un efecto secundario de muchos cánceres diferentes, como el de esófago, el de páncreas, el de hígado y el de colon, pero es un síntoma especialmente común de la leucemia o el linfoma.

Aunado al tema de cáncer en varones, hace unos días, un estudio publicado por la revista European Urology, demostró que los hombres que eyaculan al menos 21 veces al mes son un 19 por ciento menos propensos a desarrollar cáncer de próstata que los que no lo hacen.

Aquellos que se masturban como máximo 3 veces al mes son más propenso a tener problemas médico y morir prematuramente, afirmó Jennifer Rider, directora del estudio financiado por la Escuela la Escuela de Medicina de Harvard en Estados Unidos.