Este artículo tiene 723 vistas

Imprimir

Publicado en:

Lo que nadie quiere decir del futuro de la profesión médica

El futuro de la profesión médica debe ir de la mano del avance tecnológico.

Regístrate gratis en la guía para el consultorio

El médico está frente a una competencia nueva, una que nunca habría sido posible, la tecnología y el big data. Las principales empresas de tecnología han echado ojo en la salud y han decidido que el próximo terreno de eliminación de intermediarios será la salud.

Hoy los doctores se duelen de pacientes que llegan al consultorio con investigación previa sobre sus síntomas por razones válidas e inválidas, pero centra la discusión en la validez de la acciones de los pacientes es un error catastrófico. Los médicos deberían entender que el problema central es que las empresas de tecnología encabezadas por Google, Facebook, Amazon y Apple han comenzado a tomar pasos para acercar a los consumidores a herramientas que permiten el monitoreo de su salud a través de sus plataformas.

Uno de los símbolos más importantes para un médico es el estetoscopio de silver para monitorear una cantidad importante de situación del cuadro clínico; es aquí donde el ataque tecnológico ha comenzado. Hoy empresas como Fitbit han llevado a las masas el monitoreo de su ritmo cardiaco. Este es el primer paso de la inserción de la salud en el espectro tecnológico del consumidor. El aumento de herramientas para medir la presión arterial y el nivel de azúcar en la sangre hace suponer que estamos frente a la pérdida del médico dentro del seno familiar. No quiero sonar negativo, pues el primer paso para arreglar el problema exige la admisión de que existe. En los próximos años se librará una batalla sin precedentes para sacar al médico fuera de una de las industrias de mayor valor a nivel mundial, la de las prescripciones.

Hoy la forma en la que funciona la industria de las prescripciones médicas es simple. El laboratorio farmacéutico contacta a los médicos a través de representantes que tienen la labor de informar y educar al doctor de los beneficios, indicaciones y contra indicaciones de los medicamentos, esto con el evidente fin de mejorar la salud de los pacientes y en segundo término asegurar la participación de mercado de tal o cual farmacéutica.

Es importante comprender el nivel de inversión de estas empresas para llegar al medicamento correcto y mejorar la vida o esperanza del mismo. En este ejercicio las empresas farmacéuticas deben en mayor o menor medida — depende de cada país — pasar por el médico para llegar al cliente, esto implica una inversión importante de marketing a los médicos y en cierta medida confiere un poder importante a los doctores como guardianes de la puerta al consumidor. El modelo funciona y podríamos dedicar un tiempo a hablar de los prejuicios de dichas prácticas pero podríamos coincidir que han funcionado hasta el momento. Sin embargo, todo esto cambiará en el futuro cercano, los médicos tendrán que voltear al consumidor y pasar por una caseta de cobro tecnológica. Para acceder a los pacientes tendrán que de manera forzosa entender que Apple, Amazon, Google o Facebook, podrían haber recomendado o informado al consumidor de otra alternativa en el tratamiento. Si creen que esto no es posible basta observar el segmento medico de la nutrición.

Hoy un gran número de soluciones tecnológicas han hecho que el paciente pueda tener cuidado de su salud y peso a través de recomendaciones generadas por apps. MyNetDiary es una de las apps líderes en la entrega de recomendaciones de alimentación directa al consumidor, a través de su aplicación móvil es capaz de capturar información sobre productos en el mercado de una manera más efectiva y rápida que un
blog y recomendar a partir de la información nutrimento que exige el gobierno una dieta balanceada. Podría argumentarse que estos consejos son meras recomendaciones y que no sustituyen el consejo médico profesional de un nutriólogo; sin embargo, ver el problema desde esa óptica sólo exacerba la situación. Es importante comprender que para el consumidor es muy similar y en algunos casos no sea capaz de entender la diferencia ente el conejos médico profesional y el servicio de MyNetDiary, inclusive con las indicaciones dentro de la misma aplicación móvil que advierten que el uso del servicio no sustituye al médico.

Estas cuatro empresas de tecnología buscan a través del lanzamiento de plataformas de investigación médica crear una base sólida de apps que trabajen al servicio del paciente y no necesariamente del médico. Hoy se ofrecen como una alternativa en el seguimiento de medicamentos, prescripciones y salud en general. Según Tim Cook han sido instrumentales en numerosos procesos de evaluación de nuevos medicamentos, no tengo duda de lo anterior. Apple —por ejemplo— ha lanzado plataformas tecnológicas y de programación dentro de su sistema operativo móvil iOS que facilitan a los desaprobadores crear aplicaciones que tienen el objetivo de resolver problemáticas de salud a través de la tecnología y dispositivos móviles. El acceso a este tipo de herramientas en principio podrían considerar como un auxilio al trabajo del medico, en realidad serán un reemplazo. En la medida en que el paciente resuelva sus problemáticas de salud a través de su smartphone no necesitará asistir al médico. Si en este asunto se piensa que mi hipótesis es muy exagerada basta comprender asistentes virtuales como Siri de Apple, Cortana de Microsoft y Google Now en los tres casos se busca el mismo objetivo, reaccionar con información a partir de una solicitud del dueño del teléfono. Claro hoy son rudimentarias si se comparan con la capacidad clínica y de experiencia de un medico bien educado; sin embargo, es importante comprender que millones de personas utilizan estas herramientas día con día. Cada vez que se utilizan los servidores de estas empresas reciben analizan y aprenden. Para estas herramientas es posible aprender a una velocidad descomunal, si hablamos de Watson el motor de inteligencia artificial de IBM las cosas se ponen realmente oscuras.

Para el médico esta nueva realidad tecnológica pinta un panorama sumamente complejo pero uno que está lleno de oportunidades. Lo importante es comprender cuáles son las opciones que se tienen y los atributos que son apreciados por un consumidor que está inmerso en un exceso de soluciones tecnológicas. El siguiente paso es comprender el rol de consumidor en el futuro del médico que implica por fuera replantear la definición del paciente.

One Comment

Leave a Reply
  1. Hay que enfrentar la realidad, sin miedo, con el verdadero deseo de buscar las oportunidades de seguir lo que queramos seguir trabajando en y para la Salud.
    Muy buen articulo.!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *