En la formación del sistema inmune de los bebés contribuyen muchos factores. Sin embargo, es cada vez más claro que la microbiota es un elemento crucial en este proceso. Este entorno se forma a través de varios mecanismos. Lactancia materna, parto y hasta el mismo contacto del infante con el ambiente pueden construir este mecanismo. Ahora, investigadores afirman que limpiar el chupón con saliva podría ser benéfico.

Un estudio con estas conclusiones fue presentado en la Reunión Científica Anual del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología. Eliane Abou-Jaoude, autora líder de la investigación, apuntó que lamer el chupón de los bebés estimula su sistema de defensa. Esto podría deberse a la transmisión de bacterias saludables de los padres a sus hijos.

Entrevistamos a 128 madres en el transcurso de 18 meses. Entonces, les preguntamos cómo limpiaban el chupón de sus bebés. Encontramos que los niños de las mujeres que usaban saliva tenían menores niveles de IgE. Este anticuerpo está relacionado a las respuestas alérgicas en el sistema. Una concentración alta suele significar un mayor riesgo a padecer asma y alergias.

La clave no está en el chupón, sino en la saliva

De las madres entrevistadas cuyos niños usaban chupón, la gran mayoría lo lavaba a mano. Otra fracción significativa recurría a la esterilización. Pero únicamente una de cada diez utilizaba su propia saliva. Edward Zoratti, coautor del estudio, apuntó que la protección no fue inmediata. De hecho, tardó 10 meses en presentarse, pero no desapareció por el resto de la investigación.

Zoratti señaló que es incierto que este menor nivel de IgE se mantenga a lo largo de los años. Sin embargo, el equipo de investigación sostiene que la interacción bacteriana temprana es capaz de estimular el sistema inmune. Se hizo énfasis en que el chupón no parece ser el responsable de esta protección. Más bien, la saliva de los padres provoca esta respuesta.

A pesar de los resultados, los investigadores apuntaron que todavía no se tiene una confirmación de estas conclusiones. Apuntan que existe una relación entre limpiar el chupón y mayor protección a enfermedades, pero no se puede todavía decir que sea de causa y efecto. Por el momento, recomendaron a los padres no cambiar sus hábitos de higiene solo por el estudio.

Taboola