Ser médico en nuestro país como en el resto del mundo no es cosa sencilla porque se requiere de una gran preparación y contar con una vocación de servicio, además de estar acostumbrado a laborar con estrés constante y soportar las constantes quejas de los pacientes.

Sumado a los puntos anteriores, también se debe considerar que ejercer la profesión del médico implica otros riesgos y uno de los mayores es estar expuesto a sufrir de demandas legales de parte de los pacientes por supuestas negligencias legales.

En ese sentido, la autoridad encargada de funcionar como intermediario entre médicos y pacientes en nuestro país es la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed), ante la cual se deben presentar las demandas legales y ella se encarga de analizar cada caso y determinar si realmente existe un delito que se deba castigar.

Aunque realmente cualquier médico está expuesto a sufrir de una demanda legal, existen algunas especialidades que por su naturaleza presentan un mayor riesgo y de acuerdo con la Conamed, del total de denuncias recibidas durante el 2017, las especialidades con más demandas en México son las siguientes:

  • Ginecología con 38 por ciento.
  • Cirugía general con 24 por ciento.
  • Medicina interna con 11 por ciento.
  • Ortopedia con 7 por ciento.
  • Pediatría con 6 por ciento.

Otro punto a considerar es que sólo se trata de las denuncias presentadas, pero eso no significa que todos los casos se hayan tratado de negligencias médicas porque en varias ocasiones se ha llegado a la conclusión de que el error fue del paciente por no seguir de forma adecuada las indicaciones del médico a cargo.

Taboola