La realidad virtual podría cambiar la cara de tu consultorio

0
19
Alvaro Rattinger
Álvaro Rattinger, Apasionado del marketing.

Algunos pensarán que el título fue sacado de una novela de ciencia ficción, otros más pensarán que estoy loco y que no habría forma de que un médico pudiera financiar tal expedición tecnológica. La realidad es que es todo lo contrario, después de pasar una semana en el festival internacional de creatividad Cannes Lions en el sur de Francia quedé convencido de que es posible lograr mucho con realidad virtual en un consultorio.

Si no han tenido la oportunidad de experimentar la realidad virtual, lo deben hacer. Dicha tecnología permite insertar al paciente en un entorno distinto al del consultorio. Ejemplos hay muchos, desde mostrar cómo es el cuarto de un hospital, hasta mostrar el procedimiento de respiración ideal para una mujer embarazada. Quizás piensen que la construcción de este tipo de herramientas es muy caro; sin embargo, la realidad es que no es tan costoso como aparente. Hoy día existen diferentes versiones de lentes de realidad virtual construidos de cartón y que sólo requieren de un teléfono inteligente para funcionar. Pero eso me parece un extremo de eficiencia presupuestal, con un teléfono Samsung reciente y un par de antifaces de realidad virtual llamados Samsung Gear puedes armar un muy buen espectáculo por relativamente poco dinero.

La idea de utilizar realidad virtual en el consultorio va en línea con lo que he escrito anteriormente en esta columna: los pacientes quieren algo más que una consulta. Desean que ésta sea acompañada por una experiencia positiva, y la tecnología es indispensable para lograr dicho paso. Si no me creen, vean la importancia de los ultrasonidos en el proceso de embarazo, la visita para recibir el primer ultrasonido es sumamente importante para cualquier pareja.

Otro aplicación es la explicación de un procedimiento a través de un modelo, con tan sólo grabar una sesión podemos replicar en el consultorio con mayor precisión y en condiciones ideales. Para grabar contenido en realidad virtual sólo se necesita una cámara de 360 grados, también Samsung vende una solución para logra el objetivo propuesto, pero no es ni por mucho la única. Lo único que puedo decir a ciencia cierta es que los pacientes —especialmente los más jóvenes— apreciarían una estrategia más interactiva para entender algo tan simple como una gripa o una futura madre una explicación de como cambiar un pañal en su primer día con un bebé en casa. Las aplicaciones son casi infinitas y en la medida en que un doctor invierta en este tipo de experiencia mejor le dirá con el paciente, es así de simple.

Los pasos para incluir esta tecnología en el consultoría son más simples de lo que parece. Comprar un smartphone con una par de anteojos compatibles y una cámara de 360 grados. En una visita a cualquier tienda de electrónica podrán lograr el objetivo en poco tiempo y con una inversión relativamente pequeña, sin incluir el teléfono inteligente podrán salir con una cuenta desde 5 mil pesos. El segundo paso parece más complicado, les recomendaría hacer una lista del contenido que piensan puede ser interesante para sus pacientes, si eres pediatra imagino las opciones serán mucho más informativas; en otras disciplinas las cosas pueden ser más complicadas. En ese sentido los expertos son ustedes, mi trabajo se limita a presentar opciones para ser consultorios de clase mundial con un enfoque al paciente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Ingresa tu nombre