Este artículo tiene 219 vistas

Imprimir

Publicado en:

La opinión del paciente en el mejoramiento de las instituciones médicas

Los pacientes con grandes expectativas sobre su cuidado tienen mejores resultados que aquellos con expectativas bajas.

IMG_0026
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

En el marco del evento “Mejorando la Experiencia del Paciente”, la Doctora Lina María Toledo Franco, subdirectora de Experiencia del Paciente de la Fundación Cardioinfantil, en Colombia, enfatizó la importancia de identificar los factores más importantes para fortalecer la relación médico-paciente.

Al respecto, la especialista en medicina interna y geriatría, reconoció la importancia de reconocer las ventajas de la atención centrada en el paciente y su familia. “Actualmente, lo que buscamos es cambiar la relación que existe entre el médico y la institución hospitalaria para enfocarla a las necesidades reales de los pacientes. La parte más importante es la comunicación con el paciente debe ser simple, entendible y siempre bajo el ambiente adecuado. Es importante crear ambientes propicios para que los pacientes mejoren. Los valores, misión y visión de las instituciones deben estar alineados con metas  pensadas en el paciente”.

La experta destacó que aplicar una comunicación entendible para el paciente ofrece ciertas ventajas, entre las que destacan:

  • La salud individual mejora.
  • Aumenta la participación y cuidado de la comunidad hospitalaria.
  • Los miembros del equipo tratante se sienten más útiles y satisfechos con su trabajo y los resultados obtenidos.
  • El clima laboral mejora pues hay un propósito común y apoyo mutuo.
  • La productividad crece con mejores resultados y uso adecuado de recursos.
  • La reputación institucional aumenta, lo que incrementa la fidelización de los pacientes, lo que ocasiona que éstos se vinculen más con su tratamiento.

La doctora Lina María Toledo destacó que gracias a una comunicación efectiva,  el riesgo de demandas se reduce cuando hay una buena relación médico-paciente.

“Los pacientes con grandes expectativas sobre su cuidado tienen mejores resultados que aquellos con expectativas bajas. La comunicación con los médicos impacta en las expectativas del paciente, lo que se traduce a una mejor adherencia en el tratamiento y menos costos para el sistema de salud”, expresó. 

Agregó que un paciente satisfecho es un paciente que regresa, pues es la menor manera de crear fidelización en cualquier industria como la médica.

“Un paciente satisfecho le puede contar su experiencia hasta cinco personas y un paciente insatisfecho puede transmitir su malestar a nueve personas. Mejorar la experiencia del paciente no tiene como meta hacer al paciente feliz, sino alcanzar mejores y más seguros resultados con la participación de todo el personal involucrado. La satisfacción con el cuidado es el medio no el fin”, afirmó.