Este artículo tiene 38 vistas

Imprimir

Publicado en:

Fallas de la organización sanitaria desde la opinión del paciente

Una obligación de las instituciones hospitalarias es medir la experiencia del paciente para solucionar los problemas que afectan su bienestar.

Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Uno de los temas de mayor relevancia en los últimos años dentro de la medicina es la capacidad que muestra el profesional de la salud para ser empático y generar confianza entre sus pacientes.

En este sentido, Diego Cevallos, director adjunto para América Latina Planetree, señaló que muchos pacientes tienen experiencias negativas en los sistemas hospitalarios.

Una obligación de las instituciones hospitalarias es medir la experiencia de los pacientes para solucionar los problemas que afectan su bienestar. En Planetree queremos mejorar la experiencia de los pacientes y de los mismos médicos a través de la atención personalizada. Esto se trata de considerar al paciente, a los familiares y a los profesionales de la salud no como entes individuales, sino como parte integral del sistema de salud.

El experto señaló que para consolidar un sistema de atención centrado en los pacientes, es preciso crear herramientas que motiven la participación de todas las personas involucradas en el sistema sanitario.    

La atención no es un tema solo de médicos y enfermeras. Es un modelo en el que deben participar todos los involucrados en una organización de salud. Muchos pacientes se quejan de que no hay empatía y que no hay un servicio personalizado. Los médicos han perdido de vista que tratan a personas, no con enfermedades.

Y agregó:

Todos en algún momento hemos sido un paciente. Queremos ser tratados bien y recibir un servicio adecuado. No pude haber una atención adecuada al paciente si los profesionales de la salud están insatisfechos.

Enfatizó que la atención centrada en el paciente debe tomar en cuenta los siguientes puntos: 

  • Interacciones humanas empáticas: cómo se relaciona el médico con el paciente.
  • Acceso a información para empoderar al paciente con información de calidad.
  • Apoyo y participación de la familia.
  • Ambiente terapéutico.
  • Alimentos para el cuerpo, la mente y el alma: comida placentera, actividades de entretenimiento, contacto humano, terapias complementarias
  • Comunidades sanas.

Los hospitales deberían integrar elementos que ayuden la recuperación del paciente a través de de la experiencia del mismo, pero también tomando en cuenta la experiencia del personal, la satisfacción y compromiso de médicos, y el desempeño clínico y seguridad de las instituciones de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *