Como médico, sabes que la base para tener una buena salud radica en la alimentación y por eso es uno de los principales consejos que se le menciona a los pacientes; sin embargo, de manera paradójica, quienes menos cumplen con este consejo son los hospitales porque la mayoría de los productos alimenticios que ofrecen a quienes permanecen internados son de mala calidad.

Así de concluyente fue el nutriólogo español Carlos Ríos, quien es uno de los principales críticos acerca de la comida que se ofrece en los centros hospitalarios y denuncia que la mayoría no cuenta con menús balanceados ni nutritivos, lo que representa un riesgo para la salud de los pacientes.

¿Es lógico que te den meriendas y desayunos cargados de azúcares y harinas después de haber sufrido un infarto? Obviamente no. Pero parece que hay pocos sanitarios que se escandalicen por ello. Impera la ley del silencio o reina la ignorancia.

En ese sentido, el especialista busca realmente lograr un cambio, por lo que inclusive inició una campaña en la plataforma Change.org para solicitar que en ningún hospital se ofrezcan galletas, alimento que para médicos y enfermeras puede resultar inofensivo pero en realidad se trata de un factor dietético que empeore la tolerancia a la glucosa o promueva la resistencia a la insulina.

Hasta el momento su iniciativa cuenta con más de 82 mil firmas digitales que apoyan la medida y se espera que realmente sirva para que los hospitales cambien sus menús para hacerlos más nutritivos para los pacientes.

¿Y tú que otros alimentos dañinos para la salud conoces que se ofrecen en los hospitales?

Taboola