A 76 años de su fundación, es claro que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es la mayor institución de salud en el país. Con un crecimiento constante, durante el 2018 alcanzó la cifra récord de 80 millones de derechohabientes. Pero a su vez, también enfrenta varios retos por superar.

Al respecto, Germán Martínez, director general del IMSS, expuso algunas de las estrategias que planea implementar durante su gestión. Una de las más prometedoras y a la vez arriesgadas consiste en ofrecer ciertos medicamentos de forma gratuita a toda la población, sin importar si no son derechohabientes.

El sector salud ya está trabajando en un esquema para dotar de medicinas sin costo a todas las personas, sean o no derechohabientes de esta institución. ¿Para qué? Para que provea también, y en ese énfasis lo haremos en el IMSS, los servicios de salud y medicamentos gratuitos a todas las personas, incluidas a las que no tienen seguridad social.

A su vez, esta medida funcionaría para complementar el Plan Nacional de Salud anunciado previamente por Andrés Manuel López Obrador. Lo que se busca es beneficiar a la población de escasos recursos que no cuenta con los recursos para la compra de medicamentos.

¿Promesa realizable?

Por otra parte, son varios quienes han cuestionado la viabilidad de lo planteado por el IMSS. El principal argumento que se utiliza es el desabasto constante de medicamentos que presentan varias unidades.

Si en la actualidad no se puede satisfacer la demanda de medicamentos de los derechohabientes, al ofrecer medicinas a todos se corre el peligro de que la falta de insumos sea todavía mayor.

Taboola