Este artículo tiene 477 vistas

Imprimir

Publicado en:

Fiebre amarilla amenaza a México: SSa

Salud busca que el personal médico y de enfermería posea información suficiente para detectar fiebre amarilla, pues el último antecedente en México es de 1923.

Mosquito-Farmacos-Contra-Malaria
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

A través del Centro Nacional para la Vigilancia Epidemiológica, la Secretaría de Salud (SSa) de México emitió un segundo aviso epidemiológico ante el creciente riesgo de que la fiebre amarilla llegue a territorio nacional, pues el último antecedente en el país data de 1923.

En su informe más reciente, de finales de este año, la Secretaría señaló que Colombia había registrado una docena de casos y Brasil seis, mientras que Perú había triplicado el número de infectados entre julio de 2016 y enero de 2017.

La SSa busca que el personal médico y de enfermería posea información suficiente para identificar de manera oportuna en el país pacientes con fiebre amarilla.

Por ello, recordó que los vectores causantes de la enfermedad son los mosquitos Aedes (causante de Zika, dengue y chikunguña) y Haemagogus, y que la infección cursa con presencia de fiebre, dolores musculares, de cabeza, de espalda, escalofríos, náuseas y vómito, síntomas que desaparecen en 3-4 días, no obstante, en el 15 por ciento de los casos surge una fase tóxica tras 24 horas de concluida esta primera etapa, de tal forma que reaparece la fiebre, hay afectación de diversos órganos (como riñones), hemorragias (se producen evacuaciones sanguinolentas) e ictericia.

Debido a que no existe medicamento específico para tratar el padecimiento, quienes manifiestan afectaciones de la segunda fase mueren los siguientes 10 a 14 días.

La dependencia ha señalado que los elevados movimientos poblaciones desde y hacia las áreas de transmisión de la fiebre amarilla pueden favorecer la presencia de la infección en México, de modo que ha recomendado a quienes planeen viajar a las zonas afectadas vacunarse con al menos 10 días de antelación.

En este sentido, destaca que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho hincapié en que hay incremento de caos de fiebre amarilla y diminución de la inmunidad contra el virus causante de la enfermedad debido, ente otros factores, a la deforestación, urbanización, movimientos poblacionales y cambio climático.

Imagen: Bogstock