Este artículo tiene 992 vistas

Imprimir

Publicado en:

FDA aprobó un dispositivo que podría prevenir los ataques cardíacos

Con la implantación del dispositivo aprobado por la FDA se busca evitar la mayor cantidad posible de ataques cardíacos.

Infarto-Ataque-Corazon-Silencioso
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Los problemas cardíacos se han convertido en la primera causa de muerte a nivel mundial, problema por el que también atraviesa nuestro país, pues de acuerdo con la Secretaría de Salud (SSa), el 54 por ciento de los fallecimientos que se registran cada año son provocados por ataques cardíacos, siendo lo más preocupante que muestran una tendencia a la alza.

De esta forma, de manera continua se desarrollan tratamientos e investigaciones que buscan ofrecer una alternativa a los pacientes que sufren con este tipo de problema, siendo uno de los más llamativos el dispositivo llamado AngelMed Guardian, el cual fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para ser utilizado de manera comercial.

En este caso, el nuevo aparato presenta un forma similar a la de marcapasos y destaca porque permite supervisar los cambios del segmento ST del corazón del paciente, por lo que se considera que puede adelantarse a los ataques cardíacos.

Al respecto, cuando el implante detecta cambios sostenidos del segmento ST, advierte al paciente mediante señales vibratorias, auditivas y visuales que envía automáticamente a un dispositivo externo. Es de esta manera que a través de la detección temprana se busca evitar la mayor cantidad posible de ataques al corazón o, al menos, minimizar los efectos del problema.

A esta innovación se debe añadir el corazón artificial diseñado por investigadores de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón (OHSU), el cual se encuentra en su etapa final de desarrollo y es considerado como un dispositivo médico de última generación que podría funcionar como un sustituto para aquellos pacientes con una enfermedad cardiovascular grave como aquellas que desembocan en la cardiopatía isquémica.