Se considera a los trastornos mentales como una de las grandes preocupaciones del sistema de salud. Para muchos no existen tratamientos curativos ni terapias preventivas 100 por ciento eficaces. La estrategia más recurrente es, todavía, identificar posibles indicadores y factores de riesgo. Después, solo retrasar su progresión. Pero un nuevo marcapasos podría ser la solución.

El dispositivo es descrito en la revista Nature Biomedical Engineering. Se trata de un aparato inalámbrico que interpreta y emite impulsos eléctricos. Su diseño, ideado por la Universidad de California, Berkley, le permite ser colocado en el cerebro. De acuerdo con Rick Muller, autor líder de la investigación, el marcapasos podría tratar trastornos como la epilepsia y el Parkinson.

Muller y su equipo bautizaron el marcapasos cerebral como WAND. Las siglas de Dispositivo de Neuromodulación Inalámbrico sin Artefactos. De acuerdo con Muller, muchos pacientes con trastornos mentales presentan una actividad cerebral anormal. El aparato no solo podría detectar estas anomalías. Además, podría emitir impulsos para regular algunas reacciones involuntarias.

Un marcapasos para la terapia más difícil de administrar

De acuerdo con los investigadores, la estimulación cerebral terapéutica no puede ser muy intensa. Además, deben administrarse cuando suceden eventos específicos difíciles de detectar. Muller afirma que el marcapasos podría detectar una serie de espasmos, en el caso de una epilepsia. Después, emitiría impulsos eléctricos precisos para evitar que se materialicen los síntomas. Toda la actividad, además, quedaría registrada para su consulta por el especialista a cargo.

El proceso de encontrar la terapia justa para un paciente es muy costosa y puede llevar años. La accesibilidad y los resultados pueden mejorarse con una reducción de ambos factores. Queremos que el marcapasos averigüe cuál es el tipo de estimulación que tendrá mejor desempeño. Solo puedes lograrlo al escuchar y grabar las señales neurológicas. Nuestro dispositivo puede registrar la actividad eléctrica en 128 puntos del cerebro. 120 más que otros aparatos similares.

WAND pudo impedir algunas convulsiones involuntarias en pruebas con animales. Además, el marcapasos puede aplicar estimulación eléctrica y monitorear un área simultáneamente. De acuerdo con Muller, esta característica les permitirá saber de inmediato los efectos. A futuro, el objetivo es desarrollar dispositivos inteligentes que diseñen autónomamente las mejores terapias.

Taboola