Este artículo tiene 1.272 vistas

Imprimir

Publicado en:

Experto afirma que las redes sociales han propiciado la aparición de nuevos trastornos mentales

De acuerdo con expertos, las redes sociales han propiciado la aparición de nuevos trastornos mentales que afectan, principalmente, a los jóvenes.

170317esclavo_celular
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Es una realidad que en los últimos años las redes sociales se han convertido en un fenómeno de comunicación y entretenimiento que cada vez presentan más usuarios en el mundo y pese a que brindan muchas ventajas y virtudes, la contraparte es que también han propiciado la aparición de trastornos mentales.

Lo anterior fue declarado por el Dr. Alejandro Nenclares Portocarrero, médico psiquiatra y gerente médico de Pfizer en México, quien añadió que se ha detectado que gracias a las redes sociales surgió el trastorno conocido como Miedo a ser Excluido (FoMO, por sus siglas en inglés), el cual se trata de una manifestación moderna que se presenta cuando el usuario teme a no ser aceptado por un cierto grupo social.

Cada día es más común ver en los jóvenes una dependencia extrema al uso de las redes sociales con diversos fines, entre ellos tener la sensación de pertenencia, aprobación y aceptación de los demás. Una gran cantidad de jóvenes al no recibir aprobación o perder ese sentido de pertenencia vía redes sociales, desarrollan altos niveles de ansiedad y dependencia a estos medios, provocando paradójicamente alejamiento de sus semejantes, rechazo y daño a la autoestima.

En ese sentido, el experto comentó que estos trastornos mentales también han generado un incremento de intranquilidad, desesperación, temor y preocupación excesiva en los jóvenes adeptos a las redes sociales, lo que al final afecta en la calidad de sus vidas.

Es por eso que se considera que el uso excesivo de internet, y en particular de redes sociales, puede llegar a afectar la salud mental de las personas, por lo que se debe cuidar mucho su uso con el objetivo de prevenir su dependencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *