Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) han sido una preocupación constante a lo largo de la historia. El mismo Virus del Papiloma Humano (VPH) existe desde tan atrás como la época de los neandertales. Con el transcurso de los milenios, patógenos viejos evolucionan y se adaptan. Al mismo tiempo, surgen otros nuevos para complicar la atención a la salud.

En este sentido, hoy en día existen ETS que, si bien no son una preocupación ahora, lo podrían ser en el futuro próximo. De acuerdo con CNN, cuatro bacterias en específico tienen el mayor potencial de ser un dolor de cabeza en los próximos años. Es importante que profesionales de la salud y pacientes las conozcan. Aunque sea, para saber qué retos podrían aproximarse:

1Neisseria meningitidis: Una ETS que va de boca en boca

Esta bacteria provoca meningitis invasiva. Asimismo, puede provocar una infección mortal en el cerebro y las membranas protectoras de la médula espinal. Además, es una causa cada vez más frecuente de infecciones urogenitales. En modelos animales, se confirmó que puede transmitirse por sexo oral. Esto, porque hasta 10 por ciento de la población la carga en nariz y garganta

2Mycoplasma genitallium: El peligro de adolescentes y adultos jóvenes

Este organismo es de los más pequeños conocidos. Solo afecta al 2 por ciento de la población, pero es común entre pacientes de menor edad. Generalmente es causa de uretritis en hombres y de inflamación del tracto reproductivo en mujeres. Varios expertos aseguran que esta ETS es cada vez más resistente a antibióticos. Así, se teme que pueda evolucionar en una superbacteria.

3Shigella flexneri: Una enfermedad característica de los desechos humanos

Entre los síntomas de esta ETS están dolores estomacales y diarrea. Esta última por lo general acompañada de mucosa y sangre. Su transmisión está relacionada al contacto directo con heces humanas. Así pues, varios brotes han sido ligados a prácticas sexuales anales y orales. Su creciente resistencia a antibióticos también podría fortalecer las defensas de la gonorrea.

4Lymphogranuloma venereum: Una infección aliada del VIH

Junto con la clamidia, esta ETS facilita el contagio del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Además, es asociada con la ulceración en genitales o recto. En los casos más extremos, puede ser la causa de fístulas y estenosis en el colon. Su tratamiento implica la administración de antibióticos por hasta tres semanas antes de la recuperación total.