Este artículo tiene 420 vistas

Imprimir

Publicado en:

El peligro de los tutoriales médicos que se ofrecen en YouTube

Una paciente siguió uno de los tutoriales disponibles en Youtube para extirparse los implantes mamarios que se hizo durante su adolescencia.

Kiev Ukraine - August 18 2015:Hand holds YouTube icon printed on paper on white background. YouTube is a video-sharing website
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Los tutoriales de YouTube se han constituido como uno de los espacios predilectos por la población internauta en nuestro país, pues de los poco más de 70 millones de usuarios con acceso a internet que hay en México (El Universal, 2018), el 72 por ciento de todos ellos asegura que utiliza la app de videometrajes con frecuencia a lo largo del día. Una aplicación que sólo es superada por Facebook en la evaluación que queda de la siguiente manera:

Mesa de trabajo 1 copia

¿Hay peligro en los tutoriales de Youtube?

Sin embargo, no todo lo que se ofrece en los espacios digitales son, necesariamente, “buenos” para la población y, de manera más precisa, cuando se utiliza el Youtube para satisfacer una inquietud médica. ¿Hay peligro en esta clase de tutoriales disponibles en la plataforma de videos?

Para detallar esto, el equipo editorial de Saludiario se encontró de frente con el caso de Tonia Rossington, una mujer británica de 49 años de edad, quien tras hallar un video tutorial en Youtube cometió una automutilación porque, como se deja ver en el testimonio publicado por el diario europeo El Español, “tenía el estómago bastante fuerte y sabía que podía sacarlos (sus implantes)”.

Rossington anestesió la zona con hielo y luego hizo una incisión para extraer los implantes, uno de los cuales parecía haberse roto. Según su relato, no sintió ningún tipo de dolor, un hecho que podría explicarse debido a que los nervios de la zona podrían haber quedado dañados en la primera operación. Después, se puso unos apósitos y condujo hasta el hospital más cercano, dónde los médicos limpiaron y suturaron las heridas y, tras un escáner, comprobaron que, efectivamente, los implantes ya no estaban.

Las razones detrás de la decisión de Tonia

De acuerdo con la publicación, la paciente determinó su decisión porque no tenía los recursos económicos (3 mil 100 euros) para llevar a cabo la cirugía estética. Al respecto, el Dr. Naveen Cavale, de la Asociación Británica de Cirujanos Plásticos Estéticos, aseguró que la operación casera a la que se sometió Rossington implicaba un tremendo riesgo y que podría haberse dañado distintas arterias y provocado una grave infección.

¿Tú qué piensas?

 

Imagen: Bigstock

Escrito por https://saludiario.com/author/alejandro/

Lic. en Ciencias Políticas y Administración Pública (FCPyS-UNAM).
Especialista en la Defensoría de los Derechos Humanos (FES-A, UNAM).

Estudiante de la Licenciatura en Derecho (UnADM).

3065 posts