Este artículo tiene 73 vistas

Imprimir

Publicado en:

Alcohol, mayor factor de riesgo prevenible para el desarrollo de cualquier tipo de demencia

Investigadores asocian el consumo excesivo crónico de alcohol con enfermedades mentales que pueden derivar en demencia.

alcoholismo-hombre-870x435
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

En Saludiario ya te hemos hablado en varias ocasiones acerca del abuso del alcohol y sus consecuencias en la salud, desde lo aparentemente más simple como la violencia que experimentan algunas personas al beberlo hasta que aumenta el riesgo de infección pulmonar e infertilidad masculina.

Ojalá la lista se quedará ahí, pero recientemente un estudio realizado por el Centro para la Adicción y la Salud Mental de Canadá reveló que el consumo excesivo de alcohol es el principal factor de riesgo prevenible para cualquier tipo de demencia, especialmente aquella que aparece precozmente.

El análisis se centró en los trastornos derivados del consumo de alcohol e incluyó a más de un millón de personas que habían sido diagnosticadas con trastornos mentales, de comportamiento o enfermedades crónicas.

De los 57 mil casos de demencia precoz un 57 por ciento estaban relacionados al consumo excesivo crónico de alcohol. De acuerdo con la Organización Mundial de Salud (OMS) se considera consumo crónico aquel que supera los 60 gramos del alcohol puro diario en hombres y 40 gramos en mujeres.

Como resultado de la asociación encontrada en el estudio, los investigadores insisten en la importancia de la detección del consumo excesivo de alcohol y el tratamiento de los trastornos derivados a reducir su impacto sobre la demencia.

Los hallazgos muestran que ambos -el consumo excesivo y los trastornos asociados- son los factores de riesgo más importantes para la demencia, y son especialmente importantes para aquellos casos de demencia que comienzan antes de los 65 años y conllevan muertes prematuras.

Asimismo el trabajo dio a conocer que en las demencias precoces había importantes diferencias de género, ya que, aunque la mayoría de los pacientes con demencia eran mujeres, en el caso de la precoz antes de los 65 años, 64.9 por ciento eran hombres.

De igual manera el trabajo nos mostró que los trastornos por consumo de alcohol se asociaron con todos los demás factores de riesgo independientes para el inicio de la demencia, como el tabaquismo, la hipertensión, la diabetes, un menor nivel educativo, la depresión o la pérdida de audición, entre los factores de riesgo modificables.

En México de acuerdo con la Asociación Psiquiátrica Mexicana, se estima que 12 por ciento de los mexicanos padece algún grado de alcoholismo, de esta cifra, la mitad presenta demencia alcohólica.

Las células de la masa encefálica necesitan sustancias que sólo con los hábitos alimenticios les otorgamos. En los alcohólicos hay deficiencia de vitaminas, minerales, ácidos grasos o proteínas, debido a su escasa alimentación. La toxicidad que se genera en el organismo de los dependientes es elevada, por lo que la membrana celular se afecta y se origina la perdida gradual de las neuronas, señaló David Resnikoff Fisher, integrante de la Asociación.

consumo-alcohol-americalatina-01

En 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe que colocó a Chile como el país de América Latina con el mayor consumo de alcohol per cápita con una cifra de 9.6 litros de alcohol al año. A “la roja”, le siguieron las naciones de:

  • Argentina (9,3)
  • Venezuela (8,9)
  • Paraguay (8,8)
  • Brasil (8,7)
  • Perú (8,1)
  • Panamá (8)
  • Uruguay (7,6)
  • Ecuador (7,2)
  • México (7,2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *