Este artículo tiene 307 vistas

Imprimir

Publicado en:

El 75% de pacientes en sillas de ruedas presentan daños en la columna vertebral

En ocasiones el dolor de espalda es tan intenso que provoca el consumo adicional de medicamentos.

Silla-Ruedas-Inteligente-Rusa-Mifi
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Como médico, sabes que por distintos motivos tus pacientes pueden llegar a requerir el uso de sillas de ruedas para su movilidad, pero un reciente trabajo mostró que cuando son empleadas de manera permanente, provocan dolor de espalda en 3 de cada 4 personas, los cuales en muchas ocasiones llegan a ser tan fuertes que se requiere al consumo de medicamentos adicionales.

En este caso, el trabajo fue realizado por la Red Española de Investigadores en Dolencias de Espalda (REIDE) y tuvo una duración de 12 años, a través de los cuales se le dio seguimiento a 750 personas con lesión de médula traumática o con alguna enfermedad neurodegenerativa, por lo que llevaban al menos un año usando de forma permanente una silla de ruedas.

Pese a que el uso de silla de ruedas no es opcional sino que se trata de una herramienta obligatoria para su movilidad, cuando se analizó el nivel de dolor de los participantes del estudio se observó que el 75 por ciento sufría daños graves e intensos en la columna vertebral, el 56 por ciento en el cuello, el 54 por ciento en la columna dorsal y el 45 por ciento en la lumbar.

Por su parte, también se observó que el riesgo de sufrir dolor de columna vertebral era mayor entre las mujeres y también se encontró una relación entre el dolor y un mayor riesgo de depresión, aunque no llegó a ser estadísticamente significativa.

Como posibles medidas alternas, el año pasado estudiantes del Instituto Tecnológico de Celaya (ITC) diseñaron una novedosa silla de ruedas que puede ser controlada con la mente, la cual además le ofrece comodidad y confortabilidad al paciente.

Otro ejemplo es una práctica silla de ruedas vertical diseñada por la compañía israelí UPnRide Robotics, la cual busca evitar daños en la columna de los pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *