Dentro del panorama actual, el tema más comentado es la crisis de gasolina que vive México. La decisión del gobierno de combatir la venta ilegal del combustible ha provocado que diversos expendios del país hayan dejado de vender el líquido. A su vez, todo esto ha provocado compras de pánico que han ocasionado largas filas para la adquisición de gasolina.

Si bien, se trata de una situación lamentable, existen otras que resultan igual de preocupantes y las cuales no han recibido igual atención. En este caso, el desabasto de medicamentos dentro del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es una de ellas.

Tan sólo hace unos días Germán Martínez, titular del IMSS, reconoció que existía un “desabasto severo” de algunos medicamentos en sus unidades. De acuerdo con las estimaciones de la institución, se cree que cuentan con el 80 por ciento de abastecimiento.

Lo anterior resulta lamentable porque dentro de los planes futuros del programa IMSS Bienestar se contempla ofrecer medicamentos sin costo a los no afiliados. Pero si en la actualidad no se cuenta con abastecimiento suficiente para los derechohabientes, ofrecer apoyo a toda la población parece una promesa muy difícil de cumplir.

Por su parte, mientras las autoridades federales declararon que para el fin de semana se planea restablecer el abastecimiento de gasolina en el país, respecto a los medicamentos no existe una fecha.

Finalmente, lo único que resta es esperar que dentro de las estrategias inmediatas del IMSS se encuentre el combatir el desabasto de medicamentos dentro de sus unidades. Cada vez son más las quejas que presentan los pacientes para surtir sus recetas y el problema parece no tener final.

Taboola