10 cosas que debes aprender a hacer tú y sólo tú dentro de tu consultorio médico

0
8
Portrait of smiling Doctor showing thumb s up sign Isolated on white background. Approval good work and success.

Rodearte de un buen equipo de trabajo está muy bien; sin embargo, al interior de tu consultorio o clínica existen labores clave que deben ser atendidas personalmente por ti o que requieren de tu especial atención. Hacerlo de la manera correcta le dará mejores resultados a tu lugar de trabajo y por ende, todo tu personal se verá beneficiado.

¿Quieres saber de qué hablamos?

  • Ten siempre presente cuál es tu estrategia de negocio (documento en el que debes mencionar y detallar la estructura de tu organización y cómo debe funcionar), sin ella, andarás a ciegas sin saber a qué público debes dirigirte y de qué manera debes hacerlo.
  • Tu equipo de trabajo es precisamente eso: un equipo. No son robots a los que sólo debes darles órdenes para que actúen como tú quieres. Debes aprender a transmitirles cuáles son las intenciones de tu empresa, así tu personal se sentirá identificado contigo y con tus objetivos.
  • “El juez por su casa empieza”, o dicho de otra manera, sé el ejemplo de tu equipo de trabajo. De nada sirve que transmitas determinados valores y políticas empresariales si tú no eres capaz de seguirlas.
  • Debes ser respetuoso con tu equipo de trabajo en todo momento. Respeta sus opiniones y dirigente a ellos con respeto. Hacer lo contrario ocasionará que la confianza se evapore y el compromiso se perderá como arte de magia.
  • Un buen consultorio médico siempre debe actualizar sus tácticas de acción (ofrecer servicios atractivos, capacitación constante del personal médico) para captar nuevos pacientes y conservar a los que ya tiene. Lo que te sirvió hace cinco años, posiblemente no te dé resultados positivos ahora.
  • Siempre debes mostrar interés por tus pacientes y por tu personal de trabajo. La gente que te rodea seguramente se contagiará con este tipo de actitudes.
  • Tus pacientes buscan los mejores servicios, pues para ellos invertir en salud es algo muy importante. Por eso siempre debes ofrecer lo mejor de ti y alentar a tu equipo de trabajo a hacer lo mismo.
  • Si notas que las cosas no van muy bien en tu consultorio, tanto económica como anímicamente, haz una pausa para invertir en nuevas estrategias comerciales (dar a conocer un nuevo servicio, cambiar la imagen de tu consultorio, promocionar descuentos) que permitan satisfacer las necesidades o deseos de los pacientes
  • Motiva a tu equipo de trabajo en todo momento. Para ellos el aprecio es algo muy importante y los motiva a ser más productivos.
  • ¿Qué sería de un barco sin un capitán a bordo? Lo mismo sucede con tu consultorio. Tú eres el capitán de tu barco y como tal, debes establecer con puntualidad y claridad las tareas de cada uno de los integrantes de tu equipo de trabajo para generar resultados positivos.

Como líder, estas son algunas cosas que sólo tú debes hacer, ya que sin tu visión de negocio, tu consultorio podría irse a pique más pronto de lo que crees. Transmite estos mensajes a tu equipo de trabajo y alcancen el éxito juntos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Ingresa tu nombre