La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó nuevos lineamientos para tratar a pacientes con trastornos mentales. Estos procedimientos son los primeros en abordar el manejo de condiciones físicas en conjunto con este tipo de enfermedades. En un comunicado, afirmó la institución apuntó que dichas condiciones pueden reducir la expectativa de vida hasta 20 años.

Si bien la OMS reconoció que muchas muertes prematuras se deben a condiciones físicas, estos padecimientos también tienen un papel. Entre los más peligrosos, mencionó la depresión, la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Aseguró que un acceso comprensivo a los servicios de salud (promoción, diagnóstico y tratamiento) debería incluir enfermedades físicas y trastornos mentales.

A través de estas nuevas directrices, la OMS pretende mejorar la atención de trastornos mentales a personas con condiciones físicas: enfermedades cardiovasculares, diabetes, Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) o Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida), tuberculosis y hepatitis B o C. Igualmente, se mencionan padecimientos como la adicción al tabaco, las drogas o el alcohol; así como la obesidad.

El objetivo de la OMS es que estos nuevos lineamientos le sirvan a los profesionales de la salud para mejorar el servicio que se da a los pacientes con trastornos mentales. Además, incluye información para que se puedan tomar determinaciones a nivel político y para creadores de programas públicos; así como datos útiles para los mismos pacientes y sus familias.

Temas de los nuevos lineamientos de la OMS sobre trastornos mentales

Entre los apartados, está uno que explora la influencia del estilo de vida. La Organización sostiene que, con una dieta saludable, menor consumo de sustancias nocivas, actividad física y soporte psicosocial, se puede tener un mejor uso de las soluciones farmacológicas. Igualmente, examina las interacciones entre medicamentos psiquiátricos y sus equivalentes para condiciones físicas.

Por otro lado, en otra sección recomienda intervenciones de salud individualizadas para mejorar el panorama de los trastornos mentales. En este sentido, realiza múltiples recomendaciones para mejorar los sistemas y realizar acciones preventivas a nivel comunidad. Igualmente, sugiere realizar un entrenamiento constante de los profesionales del sector y tener un buen suministro de medicamentos es fundamental para mejorar la atención que reciben los pacientes.

En octubre del año pasado, el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente (INPRM) apuntó que los trastornos mentales más comunes entre los mexicanos son precisamente los que más preocupan a la OMS: depresión, trastorno bipolar y esquizofrenia.