Este artículo tiene 665 vistas

Imprimir

Publicado en:

¿Cómo y por qué deben mantenerse hidratados tus pacientes?

Según un estudio de la Universidad de Harvard, una persona adulta saludable necesita entre 800 ml y 1400 ml de líquido por día.

Regístrate gratis en la guía para el consultorio

La hidratación representa en muchos sentidos uno de los aspectos fundamentales para el desarrollo íntegro del ser humano.

Nuestro organismo pierde agua a través de la orina, el sudor y la respiración, principalmente. Debido a esto se calcula que el cuerpo pierde en promedio entre 2 a 2.5 litros diarios de agua, además de potasio, calcio, flúor y otros electrolitos.

Por estas razones, es importante recordarles a tus pacientes que una hidratación adecuada deriva en varios beneficios: ayuda al buen funcionamiento del intestino y los riñones; favorece la excreción de sustancias tóxicas del cuerpo; así como la eliminación de los desechos que no necesitamos; regula temperatura corporal; permite transportar nutrientes necesarios a todos los órganos y tejidos, según lo informa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta misma organización sugiere una intervención participativa de distintos sectores para promover la hidratación entre la población.

En tanto que, por parte del sector privado y la industria de alimentos y bebidas, han llevado a cabo varias acciones relacionadas con el tema, como la ampliación de su oferta de productos para satisfacer distintas necesidades de hidratación. Starbucks, por ejemplo, no es sólo una cadena de café y té, en su portafolio es posible encontrar bebidas refrescantes como las llamadas refreshers. Grupo Danone es otro caso, no cerró su segmento a lácteos, ofrece también agua natural.

hidratado

Por su parte, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) cuenta con distintas alternativas en su portafolio de casi 70 marcas, las cuales divide sus bebidas en categorías como té, de proteína vegetal, fortificada, para deportistas, jugos, néctares y lácteos, entre otras, que forman parte de su portafolio total de bebidas adaptándose a los distintos estilos de vida y momentos del día.

La Secretaría de Salud (SSa) recomienda beber abundantes líquidos durante la época de calor, esto es entre marzo y septiembre, ya que es durante ésta se presentan con mayor regularidad padecimientos como la diarrea y la gastroenteritis.

Y aunque se recomienda consumir de 2 a 3 litros de agua diaria, lo cierto es que las necesidades varían de acuerdo con la edad, sexo, dieta y tipo de actividad física. La hidratación es un elemento esencial para el cuerpo humano en cualquier etapa de la vida y es responsabilidad de todos promoverla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *