Aunque ningún país se encuentra exento de casos de violencia, el caso de Estados Unidos es especial porque ocupa el primer lugar a nivel mundial en muertes provocadas por violencia armada y tan sólo durante los primeros dos meses de 2018 se registraron más de mil 800 fallecimientos causados por tiroteos masivos en todo el territorio.

Al respecto, el caso más reciente de este tipo de acciones se registró la noche de ayer en un bar de California, donde un pistolero asesinó al menos a 11 personas y posteriormente se suicidó, además de dejar a varios más con lesiones de diversos tipos que en estos momentos reciben atención médica en hospitales de la zona.

Medidas que se deben tomar

Es por lo anterior que resulta pertinente conocer algunas medidas que deben tener en cuenta todos los hospitales para saber cómo se debe reaccionar ante situaciones de emergencia de este tipo que en cualquier momento se pueden presentar, ya sea a causa de un tiroteo o por desastres naturales como los sismos que se registraron en México en septiembre del año pasado.

En primer lugar se debe tener siempre disponible un espacio en el área de Urgencias para poder ofrecer atención de manera inmediata a las posibles víctimas que lleguen de forma intempestiva al nosocomio.

De igual forma, los médicos, enfermeras y ayudantes deben de estar capacitados y entrenados para actuar en situaciones de emergencia y poder rotar sus labores en caso de que se requiera su apoyo para realizar acciones específicas.

Finalmente, siempre es importante que dentro del hospital exista un sistema de clasificación para evaluar rápidamente a las víctimas entrantes, lo cual resulta fundamental para ahorrar tiempo y determinar qué pacientes deben ir de inmediato a la sala de operaciones y quién puede esperar.