Este artículo tiene 81 vistas

Imprimir

Publicado en:

Científicos de la Universidad de Stanford desarrollan sonda para detección de tuberculosis

La tecnología detrás de la sonda solvatocrómica funciona como un mecanismo eficaz para la detección de la mycobacterium tuberculosis.

Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Un equipo de científicos y especialistas de la Universidad de Stanford (US), una de las instituciones académicas más importantes no sólo de los Estados Unidos, sino de todo el mundo¹, desarrollaron una sonda especializada con la capacidad para detectar a los agentes responsables de la manifestación de la tuberculosis.

Una técnica que podría ser de gran utilidad en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se presentó en poco más de 10 millones de personas en todo el mundo. Una cifra de la cual se desprendieron 1 millón 700 mil decesos, que pudieron haberse prevenido con mecanismos eficaces de atención.

principales-causas-muerte-2015-01

La sonda solvatocrómica

Con esto en mente y a la luz de la información publicada por el portal europeo Lab Médica, el equipo de investigadores se concentró en el perfeccionamiento de un colorante basado en la trehalosa, un azúcar que forma la membrana externa de M. tuberculosis, que tiene la capacidad de modificar su coloración.

El ytrabajo de investigación, publicado el pasado 28 de febrero de 2018 en la edición matutina de la revista y científica Science Translational Medicine, reveló que el colorante identificó las bacterias vivas en cuestión de minutos, emitiendo fluorescencia tras la incorporación en la membrana micobacteriana hidrófoba. Las bacterias inactivadas por calor no emitieron fluorescencia, y las bacterias tratadas con medicamentos emitieron una fluorescencia menos intensa.

La sonda diseñada de trehalosa conjugada con 4-N, N-dimetilamino-1,8-naftalimida (DMN-Tre) experimenta un aumento de >700 veces en la intensidad de fluorescencia cuando hace la transición de ambientes acuosos a hidrofóbicos. Esta mejora se produce tras la conversión metabólica del DMN-Tre en monomicolato de trehalosa y la incorporación en la micomembrana de las actinobacterias. El etiquetado con el DMN-Tre permitió la visualización rápida y sin lavado de especies de micobacterias y corinebacterias sin necesidad del etiquetado no específico en bacterias Grampositivas o Gramnegativas. La microscopía se realizó en un microscopio confocal Nikon A1R equipado con un objetivo de inmersión de apertura numérica de Flujo 60 × de Flujo Plan Fluor.


¹ De acuerdo con la información depositada en el Web Metrics del Ranking Web de Universidades 2018, la Universidad de Stanford (US) es la institución académica número dos del mundo, únicamente por detrás de la Universidad de Harvard. Ambos centros educativos de los Estados Unidos.

 

Imagen: Bigsotck

 

 

Escrito por https://saludiario.com/author/alejandro/

Lic. en Ciencias Políticas y Administración Pública (FCPyS-UNAM).
Especialista en la Defensoría de los Derechos Humanos (FES-A, UNAM).

Estudiante de la Licenciatura en Derecho (UnADM).

3065 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *