El estudio que tuvo una duración de más de 10 años confirmó que la prueba única de antígeno prostático no salva las vidas de tus pacientes con cáncer.
Un estudio realizado en EE.UU. dio a conocer que este tipo de producciones puede generar cierta insatisfacción a la hora de recibir atención en salud.
El caso fue revelado por una agrupación política que denunció de los urólogos en el área de Hematología del Hospital Universitario Infanta Elena.