Este artículo tiene 125 vistas

Imprimir

Publicado en:

Cadáveres que respiran y sangran sirven para estudiar nuevas técnicas

Un innovador procedimiento creado por ingenieros e informáticos ha logrado que los cadáveres adquieran las características de una persona viva.

cadaver-kK8F-U50946396224fNH-624x385@Las Provincias
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

La donación de órganos es uno de los mayores beneficios que puede brindar el cuerpo de alguien cuando fallece. Sin embargo, existe otra función igual de importante que ayuda a salvar vidas año con año: el estudio de cadáveres para el aprendizaje médico.

Como bien sabes, desde hace años esta práctica ha sido incorporada en muchas universidades de medicina con el fin de que los estudiantes aprendan de una mejor manera. A pesar de ello, recientemente se dio a conocer que a esta técnica de estudio se le añadió una novedosa tecnología para que los cuerpos sean capaces de sangrar y respirar con el fin de practicar nuevas técnicas quirúrgicas.

Frente a métodos tradicionales que se basaban en simular los ensayos por ordenador, maniquíes, cadáveres conservados en formol o congelados, esta utiliza un procedimiento de embalsamiento denominado Thiel que logra que el cuerpo sin vida mantenga la flexibilidad propia de un ser vivo por un plazo de tiempo más largo.

Esta innovadora técnica ha sido creada e implementada en el nuevo centro experimental Cyborg abierto por la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, en el campus de Sant Joan d’Alacant, el cual se ha situado ahora a la vanguardia mundial por las condiciones casi reales con las que pueden practicar los alumnos.

A esta técnica también se le han agregado tecnologías creadas y desarrolladas por ingenieros e informáticos de la UMH para conseguir que el cadáver adquiera características propias de una persona viva”, señaló el director de Cyborg, Fernando Borrás.

Mediante la implantación de nódulos semejantes a tumores, chips electrónicos y la ayuda de una bomba que inyecta entre 10 y 12 litros de un reactivo que recrea la sangre, el cuerpo adquiere las condiciones precisas para ser objeto de una intervención quirúrgica casi como si fuera un ser vivo.

Sumado a esto, uno de los último desarrollos de los ingenieros ha sido que los pulmones del cádaver vuelvan a inspirar y espirar.

De acuerdo con datos del centro, anualmente reciben entre 100 y 150 cadáveres donados voluntariamente a la ciencia, de los cuales alrededor de 30 se dirigen a la docencia de Medicina, Fisioterapia, Podología, Terapia Ocupacional y Farmacia, y el resto a esta formación especializada.

Respecto al tema de las innovaciones tecnológicas que pueden favorecen a estudiantes de medicina, hace poco se dio a conocer que los alumnos de Medicina de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland, han cambiado la forma de estudiar. Ellos ya no usan libros, utilizan un lente Microsoft HoloLens que les muestra una imagen 3D.

Con ellos tienen la capacidad de estudiar el cuerpo humano a detalle. Al mover su dedo índice de arriba a abajo, la imagen de un cuerpo se divide en capas frente a sus ojos. En una se ve la estructura, en otra la musculatura y en otra el sistema circulatorio.

Este concepto llamado Realidad Mixta impulsado por Microsoft, entrelaza las ya conocidas realidad virtual y realidad aumentada.

Son el mejor ejemplo de cómo la informática puede volverse personal. Los HoloLens son una computadora completamente autónoma que ahora beneficia a estudiantes”, afirmó Tim O’Brien, gerente de comunicaciones de Microsoft.