Cada vez más hombres están muriendo de melanoma

De acuerdo con una organización británica, mientras que la mortalidad del melanoma se ha estabilizado o bajado para mujeres, va creciendo entre hombres

0
3559

El melanoma es, fácilmente, uno de los tipos de cáncer más violentos y mortales que existen actualmente. Si bien los tumores en la piel son los más comunes, este tipo en particular representa el uno por ciento de los diagnósticos y la amplia mayoría de las muertes. De acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer, suele ser común entre mujeres jóvenes.

Sin embargo, éste último hecho parece haberse invertido en los últimos años. De acuerdo a una investigación presentada por el Fondo Fiduciario Real de Londres del Servicio de Salud de Reino Unido, la mortalidad del melanoma está aumentando significativamente entre la población masculina. En específico, la tasa de fallecimientos es más alta en 32 de los 33 países analizados.

Dorothy Jang, miembro del Fondo Fiduciario, apuntó que en todos los países analizados los hombres son más vulnerables al melanoma. Destaca el caso de Australia, donde la tasa de mortalidad masculina es de 5.72 por cada 100 mil pacientes, frente a 2.53 por cada 100 mil entre la población femenina. Al presentar el estudio, la académica achacó este mayor volumen de fallecimientos a decisiones de estilo de vida.

El mayor factor de riesgo para el melanoma es la sobrexposición a la radiación ultravioleta, ya sea del sol o de camas bronceadoras. A pesar de los esfuerzos en salud pública realizados para promover conciencia sobre este tipo de cáncer y fomentar decisiones más inteligentes ante la exposición a los rayos solares, la incidencia de estos tumores ha ido en aumento.

Jang afirmó que se necesita más investigación para determinar el fenómeno detrás de la mayor incidencia de melanoma en hombres. Sin embargo, expuso que podría deberse a que esta población está menos dispuesta a protegerse del sol o formar parte de campañas de promoción de la salud. Sin embargo, no descartó que se trate de una diferencia fundamentalmente biológica.