Branding personal: herramienta para convertirte en un doctor del siglo XXI

Una buena imagen es fundamental para generar confianza, credibilidad y empatía en pacientes potenciales

0
589

Muchos médicos, a pesar de ser grandes practicantes en sus áreas y tener muy buena reputación entre sus pacientes y colegas, están dejando pasar oportunidades de negocio y de crecimiento, al desaprovechar distintas herramientas que facilita la tecnología. Lo anterior en el sector salud puede provocar rezagos y estancamientos en consultorios, clínicas y hospitales.

Una de estas grandes herramientas que debes aprovechar es la visibilidad y el posicionamiento que da el Internet, desarrollar e invertir en tu branding personal. Aunque puede sonar como un término exclusivo del mundo de la mercadotecnia o de las grandes marcas, como doctor es indispensable que lo construyas, al ser tú, tu propia marca.

¿qué es el branding personal y cómo lo puedes aprovechar?

Éste conlleva todo lo que hay detrás de tu imagen y de tu identidad. Involucra todos aquellos distintivos que te hacen único frente a los demás, aunque sean del mismo tipo de negocio.

Para un doctor, su branding implica toda la imagen que proyecta hacia sus pacientes potenciales, ya sea a través de sus tarjetas de presentación, logotipo, colores institucionales, tipografías, sitio web, recetas médicas, o cuentas de Facebook o LinkedIn.

Está demostrado que las personas actualmente tardan en decidir si permanecen o no en una página web, menos de 3 segundos. Es por ello que el tener un buen branding que genere confianza, es fundamental para que ese visitante se interese en ti y se convierta en un paciente. Debes poner atención en los detalles que estás proyectando en ese primer encuentro; que van desde el uso homogéneo de los colores en todas tus redes sociales y web, hasta tu fotografía, al ser el rostro de tu propia marca.

Estos detalles generan confianza y empatía, lo que ayuda a pacientes a decidirse por sacar su primera cita, además de mejorar su experiencia. Por absurdo que parezca, el hecho de que un médico utilice su propia fotografía como parte de su presentación, ya sea en un flyer o en un anuncio digital, es un avance y acercamiento con el nuevo cliente al saber que la persona que lo atenderá es real y no un modelo. Es decir, empiezas a generar sentimientos positivos sin que la gente te conozca.

Otro aporte del cuidado en el branding personal es el profesionalismo. Una imagen bien cuidada de tu marca, evoca credibilidad y, por lo tanto, seguridad en los clientes, quienes saben que van a poder contar con un buen servicio, de calidad y a la altura de lo que están pagando.

Cuando inviertes en tu branding vas a poder observar resultados notorios a corto, mediano y largo plazo. El crecimiento de tu marca requiere del apoyo de un profesional con el que vayas de la mano para obtener los resultados que deseas, empezar por un buen trabajo en tu branding personal podría ser el primer paso para seguir impulsando el crecimiento de tus consultas.

Taboola