Este artículo tiene 660 vistas

Imprimir

Publicado en:

Auditoría Superior de la Federación detecta pagos millonarios no acreditados a médicos residentes

La ASF detectó que en 2016 la SSa pagó 1 millón 242 mil 700 pesos a médicos residentes, pero sin tomar en cuenta las altas y bajas, ni las incidencias.

111217auditoria-superior-federacion
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), informó que diversas instituciones y dependencias de gobierno de salud no acreditaron pagos millonarios a médicos residentes, así como de medicamentos, ropa y combustible. 

A través de un informe, la ASF detectó que en 2016 la Secretaría de Salud pagó 1 millón 242 mil 700 pesos a médicos residentes, pero no tomó en cuenta las altas y bajas ni las incidencias. El reporte también señala que otorgó prestaciones que no correspondían a su antigüedad y también omitió la recepción de vales de despensa de fin de año, por una cantidad de 22 mil 600 pesos.

Esta situación se detectó durante la tercera entrega de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2016, donde se reveló que la SSa a nivel federal no tiene un control sobre los expedientes de sus médicos residentes, además de que no se garantiza que dichos expedientes contengan todos los datos personales, oficiales y académicos que comprueben su ingreso al Sistema Nacional de Residencias Médicas.

Hospitales también incurrieron en omisiones

De igual forma, la ASF informó que el Hospital General de México (HGM) “Doctor Eduardo Liceaga”, no posee reportes de gastos por compra de fármacos, combustibles y ropa, cantidad que asciende a 141 mil 935 pesos. Tampoco se acreditaron gastos de 74 equipos con un valor de 39 mil 659 pesos, los cuales están sin funcionamiento, a pesar de que los contratos indican que el proveedor se comprometía a dejarlos funcionando.

A estas discrepancias del HGM se añade la demanda de un proveedor que reclamó un adeudo por 165 mil 400 pesos desde hace dos años por concepto de regularizaciones del Seguro Popular y Oncología, sin que el hospital pudiera contar con la validación de las facturas.

Por otra parte, el gobierno de Chiapas no pudo comprobar la entrega de 2 mil 496 medicamentos antirretrovirales en los almacenes de los Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención del SIDA e ITS (CAPASITS) y 10 Servicios de Atención Integral Hospitalaria (SAIH), cantidad de dinero que equivale a 5 mil 354 pesos. En este sentido, la ASF señaló que dos SAIH no comprobaron la entrega de 337 fármacos a pacientes, con un costo total de 416 mil pesos.

Otros casos similares se registraron en los institutos nacionales de Pediatría, de Ciencias Médicas y Nutrición, y de Enfermedades Respiratorias donde no hubo un registro oportuno en su sistema de los insumos registrados por parte de los proveedores, situación que ocasionó el retraso de medicamentos a los pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *