Aprovecha la IA para hacer más sencillas las labores dentro de tu consultorio médico

0
15
Investigación de tecnologías de la salud.
Investigación de tecnologías de la salud.

Cada vez resulta más frecuente escuchar el término Inteligencia Artificial (IA), pues ésta se encuentra presente en muchos aspectos de la vida, fenómeno que puedes observar desde el momento en el que realizas una búsqueda en Google y aparecen decenas de ofertas sobre productos que son de interés. De tal modo, es claro que se trata de una herramienta que cada vez es más utilizada en la práctica médica y que de ninguna forma desaparecerá.

En ese sentido, aunque la inteligencia artificial puede parecer más inclinada hacia el entretenimiento, en realidad sus aplicaciones son útiles para prácticamente cualquier aspecto de la vida e inclusive tú puedes apoyarte en la IA para la realización de tus actividades profesionales y así incrementar la satisfacción de tus pacientes.

Como muestra de lo anterior, enlistamos 3 formas comunes de uso de la IA en la práctica médica.

Chatbots de atención

  • En ocasiones anteriores te hemos hablado sobre la proliferación de los chatbots en los consultorios médicos. Su funcionamiento se basa en la IA y de una forma automática permiten agendar, confirmar o reprogramar citas médicas. Su efectividad es tan buena que se estima que los consultorios que cuentan con esta herramienta llegan a reducir hasta en un 50 por ciento las ausencias de los pacientes, lo que se traduce en menos tiempos muertos durante tu jornada laboral.

Contabilidad automática

  • Como cualquier empresa, tu consultorio debe de llevar registros contables con todos los gastos e ingresos que tiene, pero una forma de ahorrar tiempo y esfuerzo es a través de programas informáticos basados en IA que permitan realizar todas funciones de manera automática.

Seguros de salud más entendibles

  • En ocasiones puedes de requerir que tus pacientes firmen un contrato de salud, pero un problema que se presenta es que ellos desconocen de muchos términos y eso los ahuyenta a tomar una decisión. Mientras que antes se tenía que recurrir a un abogado o un intermediario para que pudiera interpretar el contrato y obtener la firma, ahora existen los “contratos inteligentes”, los cuales se apoyan en la IA para explicarle al instante a los pacientes todas las dudas que puedan tener y así volver más amigable este proceso.