Este artículo tiene 1.309 vistas

Imprimir

Publicado en:

5 riesgos ocupacionales más comunes en hospitales

Uno de los factores que más deben cuidarse son los riesgos ocupacionales que pueden afectar a muchos profesionales de la salud.

Regístrate gratis en la guía para el consultorio

En el ámbito hospitalario, uno de los factores que más deben cuidarse son los riesgos ocupacionales que pueden afectar a muchos profesionales de la salud.

Estos riesgos van desde problemas en la toxicología, contaminación del aire, sistemas de ventilación, riesgos químicos, entre otros.

De acuerdo con  el doctor Fernando Pérez Galaz, administrador de riesgos clínicos en Grupo Mexicano de Seguros, los riesgos ocupacionales más comunes en los hospitales son:

Contaminación del aire

  • En este rubro se clasifican las partículas de polvo, humos, vapores, aerosoles o gases, entre otros. Los lugares potenciales pueden ser quirófanos, laboratorios y terapias intensivas.

Peligros biológicos

  • Ocurre cuando existe un riesgo elevado a exposición de bacterias, virus, hongos y otros organismos que pueden ocasionar infecciones agudas o crónicas, mismos que pueden introducirse al organismo directamente o a través de heridas en la piel. Tanto el personal del hospital como los pacientes pueden estar expuestos a ellos.

Peligros físicos

  • En esta clasificación se incluyen los ruidos excesivos, iluminación, temperatura, radiaciones electromagnéticas ionizantes y no ionizantes. Esto puede ocurrir con mayor frecuencia en las salas de rayos X.

Peligros psicosociales

  • A pesar de que suelen pasar desapercibidos en los hospitales, representan un problema serio desde hace décadas en la formación de recursos humanos en salud. Muchos estudios han mencionado que el burnout es una de las causas más frecuentes de depresión y  ansiedad entre residentes de primer año de cirugía.

Peligros químicos

  • Son sustancias nocivas en forma de sólidos, líquidos, gases, aerosoles, polvo, humo, que generen daño tóxico por inhalación, absorción o ingestión. Suele ocurrir en el área de laboratorio y mantenimiento biomédico y general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *