Este artículo tiene 811 vistas

Imprimir

Publicado en:

5 reglas para no dañar tu imagen en redes sociales

El uso y abuso de las redes sociales en ocasiones puede ser perjudicial para tu imagen personal y profesional.

Close up of a nurse hand using a smart phone isolated on a white background
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

¿Eres un médico que ha incorporado las redes sociales a su trabajo diario? Entonces tienes más probabilidades de atraer más pacientes potenciales gracias al alcance que estas herramientas digitales poseen.

Pero el uso y abuso de las redes sociales en ocasiones puede ser perjudicial para tu imagen personal y profesional, pues existen algunas prácticas que vale la pena que conozcas.

Éstas son algunas de las más comunes:

  • No revisar lo que ocurre en tu página de Facebook. ¿Revisas con frecuencia qué es lo que ocurre en la página de tu empresa de salud? Te comentamos esto porque, si además de ti existen otras personas que administran la cuenta, es necesario que sepas el contenido que publican. Te recomendamos supervisar  con frecuencia las publicaciones, ya que algunos comentarios pueden no ser bien recibidos por muchos usuarios.
  • Emplear contenido malintencionado. Si lo haces, ten por seguro que tu prestigio se irá directo al bote de la basura. A veces esto puede ocurrir de forma inconsciente y quien lo publica puede suponer que su acción no afectará a nadie. Ejemplos hay muchos, como tomar fotos a pacientes en la sala de recuperación o en plena cirugía. Educa a tus empleados para que no incurran en este tipo de situaciones.
  • Descuidar tus cuentas. Si la clave de tu cuenta de red social es el nombre de tu mascota, será muy fácil que tras personas puedan acceder a tu perfil para suplantar tu identidad. Elabora claves más complicadas que de preferencia no incluyan tu fecha de cumpleaños o tu aniversario de bodas.
  • Publicar asuntos personales. La gestión de redes sociales sólo debe limitarse a la publicación de asuntos que tengan que ver con tu clínica, sobre tus actividades del día en ella o para dar a conocer algunas promociones. Por lo tanto, nunca deberías publicar fotos o post de tus vacaciones familiares o de otros aspectos personales.
  • Difamación. Tal vez despediste a alguien por haber atendido mal a un paciente. Es posible que ese empleado se haya molestado tanto que decidirá difamarte a través de las redes sociales de tu clínica. Si debes enfrentar una situación desagradable con uno de tus colaboradores, traten de llegar a buen término para que no ocurran este tipo de problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *