Este artículo tiene 285 vistas

Imprimir

Publicado en:

4 secretos para dominar la sobrecarga de trabajo en el consultorio

Para que evites ser víctima del estrés laboral, procura poner en práctica los siguientes consejos dentro de tu consultorio.

Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Producto del estrés constante y la saturación de trabajo, la profesión del médico es una de las más pesadas que existen e inclusive se ha mostrado que la mitad de quienes la practican en nuestro país sufren del síndrome de Burnout. Si bien es probable que las labores dentro del consultorio no cambien, lo que sí puedes modificar es tu manera de afrontarlas.

De esta forma, para lograr controlar la saturación de trabajo dentro del consultorio, te compartimos 4 consejos que te serán de utilidad en tus actividades diarias.

Planifica tu día en bloques de tiempo

  • El primer secreto es tener una correcta administración del tiempo porque eso te ayudará para hacer menos pesadas tus jornadas laborales, eliminarás los tiempos de espera entre consultas y tus pacientes también se verán beneficiados.

La multitarea no es necesaria

  • Existen algunas profesiones en las que son necesarias las personas que pueden atender diversas actividades a la vez, pero en el caso del médico eso no se recomienda porque es el principal causante del desgaste que sufren los galenos. Para evitar sufrir este tipo de estrés laboral, debes de enfocarte sólo en una tarea a la vez y así sufrirás menos.

Toma descansos breves

  • Gran parte de los problemas de estrés en médicos se producen porque sus jornadas de trabajo son extenuantes y jamás tienen tiempo para descansar, por lo que se recomiendan que por cada 2 horas de trabajo corrido, tomes 5 minutos para despejar tu mente y así tendrás un día laboral menos pesado.

Desconéctate del trabajo

  • Durante tu jornada laboral debes de enfocarte por completo en tus pacientes, pero una vez que concluya es momento de que te olvides de tu trabajo y pienses en ti y tu familia porque eso ayudará para que tengas una vida plena.