Este artículo tiene 257 vistas

Imprimir

Publicado en:

3D Printing beneficiará la atención médica personalizada

La impresión (3D Printing) proporciona a los médicos productos altamente personalizados previendo un tratamiento más preciso.

Regístrate gratis en la guía para el consultorio

El aumento de la medicina personalizada, en la que el cuidado y la medicina se adaptan a cada uno de los pacientes, también ha ayudado a impulsar el crecimiento de la impresión 3D en la atención médica, a medida que más pacientes y médicos buscan dispositivos médicos personalizados, herramientas quirúrgicas, prótesis, ortopedia y medicamentos punteros en tecnología.

La firma de investigación Gartner predice que para 2019, el 10 por ciento de los pacientes de primer mundo vivirán con elementos impresos en 3D en sus cuerpos, y la impresión tridimensional será una herramienta central en operaciones quirúrgicas que implican prótesis y dispositivos implantados.

Las impresoras 3D han recreado exitosamente partes del cuerpo tan complejas como los vasos sanguíneos, lo que demuestra que esta tecnología tiene mucho potencial sin explotar. A partir de hoy, los mini o pequeños órganos ya están siendo elaborados en proyecto por profesionales médicos y de tecnología.

Por otro lado brindan a los farmacólogos un nuevo nivel de precisión que puede ayudarlos a diseñar e imprimir píldoras que contengan varias sustancias químicas, todas con diferentes tiempos de liberación, proporcionando una solución potencial a quienes padecen una variedad de dolencias y necesitan tomar una gran cantidad de medicación. Uno de estos medicamentos, producido por una impresora 3D, está disponible para quienes padecen hipertensión y diabetes. El diseño ingenioso de estas drogas les permite lanzar de forma inteligente diferentes compuestos terapéuticos en momentos específicos, una hazaña que es posible gracias a las impresión 3D con mayor precisión.

Ahora bien, imprimir órganos completos, como hígados y riñones, sigue siendo el Santo Grial, pero eso se encuentra a más de una década de distancia. Sin embargo, la impresión de piezas más pequeñas de material humano, ya ha comenzado y seguirá adelante según Gartner.

La impresión 3D ha comenzado a florecer en diversas áreas de aplicación en el cuidado de la salud, tales como dental, médica e implantes. Los materiales utilizados para estos fines varían en consecuencia.

El mercado dental de impresión 3D es el más maduro con un 34 por ciento de market share: las impresoras precisas de alta velocidad ofrecen un acabado de superficie liso para coronas y modelos de ortodoncia, que se pueden crear in situ.

El mercado se verá impulsado por la creciente demanda de productos específicos para el paciente en dental, ortopedia y cirugía maxilofacial y por consecuencia debería impulsar el tamaño del mercado de la impresión 3D a nivel global, ayudando a mejorar la asistencia sanitaria personalizada reduciendo la entrega mediante la simplificación de la logística y la cadena de suministro.

El aumento de la capacidad para desarrollar productos personalizados y reducir el desperdicio de materiales debería estimular aún más el crecimiento de la industria

No es de extrañar que las perspectivas de crecimiento para la impresión 3D sean tan fuertes. Un informe de Transparency Market Research, pronostica un crecimiento de alrededor del 18 por ciento anual en el mercado mundial de dispositivos médicos en 3D para alcanzar los 3 mil 500 millones de dólares en 2025.

Hasta ahora, y en el futuro previsible, los avances tecnológicos en materiales de impresión en 3D y la colaboración estratégica entre los actores de la industria parecen hacer que la impresión 3D sea la tecnología de más rápida evolución en la investigación médica, con el potencial de transformar el panorama de la atención médica en el futuro cercano.

Cada vez más, la impresión 3D se integrará en las actividades cotidianas, desde ayudar a los cirujanos a mejorar las tasas de éxito en procedimientos complicados hasta producir píldoras en nuevas formas con tasas de liberación variables. En lo que respecta a la asistencia sanitaria personalizada, el futuro realmente es 3D.

Óscar López se desempeña como CEO y fundador de Acuam HealthCare and Pharma Marketing Thinkers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *