A partir de su aparición en 1983, el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) se ha convertido en uno de los mayores problemas de salud pública del mundo por su alta incidencia y especialmente porque a la fecha no se ha logrado encontrar una cura para los pacientes.

Un punto importante a considerar es que gracias a los avances de la tecnología, en años recientes ha dejado de ser una enfermedad mortal a una tratable. A su vez, también se debe de considerar que la falta de revisiones periódicas provoca que no se conozca una cifra real de personas infectadas.

Al respecto, a pesar de que la incidencia de la enfermedad es relativamente baja en nuestro país, se estima que una de cada tres personas que porta el virus desconoce que está infectada, lo que representa un riesgo porque provoca que los contagios continúen.

Lo anterior fue declarado por Juan Gerardo Sierra, jefe del Departamento de Infectología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), quien añadió la importancia de promover la cultura de los exámenes médicos.

Un grave problema es que las personas no están acostumbradas a realizarse revisiones generales de manera cotidiana. En el caso específico del VIH, afecta de forma muy grave porque una persona infectada puede contagiar sin proponérselo a otra.

De esta manera, la Secretaría de Salud (SSa) afirma que cada año se detectan 12 mil personas infectadas con VIH en nuestro país, aunque como ya se mencionó, la cifra real podría ser mucho mayor.

Taboola