Este artículo tiene 371 vistas

Imprimir

Publicado en:

Los “fantasmas” en el paciente con colostomía permanente

Un estudio elaborado por la Dra. Laura Yolanda Pagola López del IPN recopiló la experiencia de casos clínicos con colostomía permanente; un estilo de vida irreversible

Una de las verdades claras y distintas (innegables), como lo enunció René Descartes en El discurso del Método hace más de 400 años, es que los pacientes pasan por diferentes estadíos luego de alguna intervención quirúrgica por la cual perdieron alguna capacidad básica natural. Tal es el caso del paciente con colostomía permanente, una condición que ha de modificar de manera considerable su desempeño cotidiano debido a las implicaciones de su tratamiento.

En este contexto, la médico e investigadora Laura Yolanda Pagola López, jefa del Departamento de Posgrados de la Escuela Superior de Enfermería del Instituto Politécnico Nacional (IPN), junto con su equipo de investigadores, realizaron un estudio por el cual recopilaron la experiencia mexicana de este tipo de pacientes con el afán de mejorar en el futuro la calidad del vida del humano detrás de la operación.

Los fantasmas del paciente con colonostomía permanente
***

Al ser un procedimiento por el cual se retira un pedazo del intestino del paciente para sustituir la capacidad de evacuar por donde naturalmente se hace y en su lugar establecer una salida a la altura del abdomen, irremediablemente, el paciente demuestra comportamientos que exacerban temor, inseguridad y distanciamiento de sus semejantes.

Esa patología era más frecuente en adultos mayores pero, por la forma de alimentación y los nuevos estilos de vida, es cada vez más frecuente en adultos en edad reproductiva y se ha posicionado entre las primeras 10 causas de cáncer en nuestro país. Nosotros observamos cómo se sentían los pacientes después de enfrentarse primero al cáncer y posteriormente tener una colostomía permanente.

La manifestación de los miedos
***

La especialistas encontró que los principales temores del paciente con colostomía permanente demuestra problemas durante el desempeño de actividades que originalmente realizaba de forma completamente diferente:

a) Actividades sexuales.

El paciente experimenta inseguridad para desempeñarse en el acto sexual debido a la implantación de la bolsa plástica a la altura del abdomen. Por lo que ese temor se traduce en desconcentración e inseguridad.

b) Dormir.

El estudio de la doctora Yolanda dio cuenta clara que los pacientes demuestran comportamientos de inestabilidad en el patrón de sueño, ya que tienen en mente la posibilidad latente de evacuar y ensuciar su entorno.

c) Miedo al reflejo.

Cuando el paciente con esta condición permanente se ve al espejo, reconoce en su silueta a una persona diferente, deformada por el procedimiento e incluso percibe dolor al pensar que puede desencadenar algún olor desagradable.

90 por ciento de los pacientes ya tenía una familia formada, pero con la colostomía se sentían mal cuando tenían vida sexual. Hay implementos para poder contrarrestar el problema, pero muchos de ellos no los conocían porque nosotros no educamos al paciente correctamente.

 

Imagen: Bigstock

Recibe las noticias diarias del sector salud

Escrito por http://saludiario.com/author/alejandro/

Politólogo y administrador público egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) & Estudiante de Derecho por parte de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia de México (UnADM).

2043 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *