Este artículo tiene 6.380 vistas

Imprimir

Publicado en:

SOP, síntomas que el médico no debe de pasar por alto

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno hormonal muy frecuente en las mujeres en edad reproductiva.

Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Existen ciertos padecimientos y eventos de salud que las mujeres experimentan por su condición de género, desde un embarazo o la menopausia, hasta afecciones ginecológicas como los trastornos del piso pélvico o fibromas uterinos.

Entre estos problemas de salud se encuentra el síndrome de ovario poliquístico (SOP), trastorno hormonal muy frecuente en las mujeres en edad reproductiva, y que puede provocar cambios en su ciclo menstrual, quistes ováricos, dificultad para lograr el embarazo, entre otros problemas de salud, y cuyos síntomas de hiperandrogenización afectan entre el 10 y 20 por ciento de las mujeres.

Así pues, la aparición de signos excesivos de actividad hormonal en la mujer es motivo frecuente de consultas con el ginecólogo y endocrinólogo para controlar los principales síntomas que caracterizan al SOP. Esos síntomas clínicos pueden ser: seborrea, acnéhirsutismo, androgenética, alopecia o ciclos menstruales irregulares.

Es importante destacar que en consulta la paciente puede presentar solamente un síntoma de los anteriormente descritos, incluso el acné o hirsutismo severo puede existir como manifestación única.

De acuerdo con la Dra. Mercedes Álvarez, medical advisor manager en Bayer, el SOP puede caracterizarse por ser clínico, bioquímico o ambos.

En el caso clínico:

  • Existe una sensibilidad incrementada de la unidad pilosebácea.
  • Las mujeres pueden tener niveles séricos de andrógenos normales.
  • La unidad pilosebácea incrementa la sensibilidad a los andrógenos originando síntomas cutáneos como el hirsutismo o el acné.

En el caso bioquímico:

  • Las mujeres tienen una excesiva producción y/o secreción de andrógenos, lo cual puede ser de origen ovárico o suprarrenal. Estos niveles exageradamente elevados pueden provocar signos físicos, como exceso de vello facial y corporal, y/o calvicie.
  • El exceso de andrógenos también puede causar síntomas sistémicos menos evidentes como irregularidad menstrual o infertilidad. Los ciclos menstruales excepcionales, irregulares, prolongados o la amenorrea son el signo más frecuente del síndrome de ovario poliquístico. Por ejemplo, una mujer puede tener menos de nueve períodos por año, más de 35 días entre períodos o dejar de reglar por más de 3 meses.

Clínico/bioquímico:

  • Algunas mujeres podrían tener una sensibilidad aumentada o un exceso de producción de andrógenos que actúan sobre la glándula pilosebácea, condicionando hirsutismo. Los síntomas combinados suelen ocurrir en 20 por ciento de las pacientes.

Signos y síntomas que el médico no debe pasar por alto

De acuerdo con la especialista médico, las mujeres pueden presentar una combinación de diferentes síntomas:

  • Cualquier combinación de signos cutáneos hiperandrogénicos, irregularidad menstrual e infertilidad.
  • En algunos casos se pueden presentar en conjunto los cuatro signos hiperandrogénicos: seborrea, acné, hirsutismo y alopecia. Esto es descrito como el síndrome SAHA.

Cabe desatacar que los síntomas hiperandrogénicos por lo general son subreportados y tienen un impacto negativo en la calidad de vida y el bienestar psicológico de las mujeres que padecen SOP.

Asimismo, la depresión y la ansiedad son dos factores comunes entre las mujeres que padecen los síntomas ya mencionados, por lo que es importante que el médico prescriba el tratamiento más adecuado dependiendo del historial clínico de cada paciente.

Diane-35 está indicado para el tratamiento del acné moderado a severo relacionado a la sensibilidad androgénica (con o sin seborrea) y/o hirsutismo en mujeres en edad reproductiva que incluye pacientes con síndrome de ovario poliquístico que requieran tratamiento para los síntomas de hiperpandrogenización.

Durante su uso, el médico debe de recordar que la formulación de Diane ocasiona la inhibición de la ovulación por lo que las pacientes no requieren usar un método anticonceptivo adicional durante su prescripción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *