Este artículo tiene 151 vistas

Imprimir

Publicado en:

Qué hacer cuando tu personal clave se va

Perder una pieza fundamental para el funcionamiento de tu consultorio puede ser una tragedia, especialmente si se da de imprevisto

juan_carlos

Después de una gran colaboración (de 20 valiosos y entregados años) Cristy se fue a trabajar en un proyecto personal. Ella renunció hace seis meses con la debida anticipación y, al ser oportuna, pudo preparar a la empresa para sustituirla y depender menos con base en su cotidiana aportación.

Sin embargo, el caso de Cristy es inusual, por un lado ella es una gran dama, por otro se encuentra comprometida y en los mejores términos con la dirección de la empresa, pero:

  • ¿Qué sucede cuando un colaborador(a) clave se va súbitamente, ya sea por enfermedad o alguna otra causa?, ¿te encuentras preparado?
  • ¿Qué implicaciones tendrá en el servicio, finanzas, calidad y operación de tu consultorio?
  • ¿Cuentas con personal clave basado en su experiencia y capacidad, o son importantes en cuanto a que trabajan compensando al resto que no trabajan de forma adecuada?
  • ¿Estás dispuesto a invertir en personal para capacitarlo en caso de que alguien falte?
  • ¿Acaso puedes rotar a tus elementos para que éstos dominen las diferentes tareas de la organización?
  • ¿Aquellos que parecen siempre ocupados son realmente productivos o podrían ser más eficientes?
  • ¿Te parece que tienes mucha rotación de personal?
  • ¿Inviertes el tiempo necesario en capacitación?
  • ¿Existe motivación en tu plantilla o todo lo contrario?
  • ¿Están bien equilibrados respecto a sus vidas personales y satisfacción laboral?
  • ¿Haces planeación estratégica o de sucesión de puestos?
  • ¿Reclutas dentro de tu propia organización o acudes a medios externos?
  • ¿Tienes programa de motivación e incentivas de manera permanente?

Todas estas preguntas te ayudarán a ver que nadie es imprescindible. Nosotros fuimos sumamente afortunados, pues Cristy aún nos visita una vez a la semana para supervisar y verificar que las personas que dejó en su lugar efectivamente estén cumpliendo con las funciones asignadas, pero además le pagamos por capacitar en sus ratos libres a aquellas personas que tenemos de nuevo ingreso con la finalidad de mantener una gran calidad de servicio y atención.

Como ves, aún tienes mucha planeación que hacer y tu mejor opción es procurar que tus ex colaboradores sigan involucrados en tu éxito, ya sea de forma presencia o vía remota. Por lo pronto dedícate a pensar en todos.

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *