Este artículo tiene 586 vistas

Imprimir

Publicado en:

Paciente muere a causa de medicamentos para “perder peso” que encontró en redes sociales

Sin consultar a su médico, la mujer encontró este remedio para "perder peso" en internet; las complicaciones derivadas de su ingesta provocaron su muerte.

Weight loss slim body healthy lifestyle concept. Fit fitness girl measuring her waistline with measure tape on blue

Una mujer de nombre Priscila, de la ciudad de Monterrey, México, fue presa de la utilización de los llamados “productos milagro“, que encontró a través de las redes sociales, ya que luego del consumo de unas píldoras especializadas para peder peso, la mujer comenzó a presentar una serie de complicaciones que derivaron en un accidente cerebrovascular (ACV) y su posterior muerte clínica.

El problema de las redes sociales

Un mes, siete kilos menos

En este orden de ideas y de acuerdo con la información disponible en un artículo publicado por la cadena de noticias Televisa, la mujer regiomontana se habia mostrado incapaz para bajar de peso, luego de su último embarazo. Una situación que había generado mucha inseguridad respecto de los procedimientos que estaba ejecutando para lograr su objetivo. Luego de un año de esfuerzo, la mujer decidió probar unas pastillas que ofrecían por redes sociales una “solución fácil” para sus problemas.

En este sentido, sin consultar a su médico, la mujer comenzó con el tratamiento para adelgazar a través de la ingesta de Avitia Cobrax, un producto valuado en miles de pesos cuyos agentes activos se jactan de ser insumos 100 por ciento naturales. Junto a su esposo, la mujer notó que luego del primer mes del consumo de las píldoras especializadas, la muer había perdido hasta siete kilográmos.

Repercusiones a nivel cerebral

Sin embargo, la paciente notó que el consumo de este medicamento le ocasionaba fuertes dolores de cabeza. Un motivo por el cual acudió con el personal médico correspondiente para que, luego de la interpretación elaborada a partir del análisis de la Tomografía Axial Computarizada (TAC), se confirmara una importante inflamación en el cerebro. Ese mismo día, la paciente sufrió un edema cerebral, situación que derivó eventualmente en su fallecimiento.

Antonio, esposo de la paciente, dio a conocer que junto a su esposa él había iniciado el tratamiento que tuvo, de acuerdo al testimonio del paciente, como efectos secundarios una terrible “sudoración excesiva“, que verificó después de iniciar el “tratamiento milagro”.

Tanto los médicos como Antonio, su esposo, culparon a las pastillas por la probable muerte cerebral de Priscila. Antonio también tomó las pastillas, y en su testimonio, dijo que éstas le provocaban una sudoración excesiva.

 

Imagen: Bigstock

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *